Las obras de mejora en la autopista AP-6 (Villalba-Adanero) obligarán a cortar el tráfico sobre el viaducto de La Jarosa, en el tramo en sentido Coruña, con el fin de ampliar al estructura de la vía, según han informado fuentes de Iberpistas, empresa del grupo Abertis, concesionaria de la autopista.

Las mismas fuentes apuntaron que los trabajos de ampliación supondrán el desvío del tráfico hasta abril del próximo año por la calzada reversible entre los kilómetros 48 y 50. Esta medida conlleva que, en el tramo indicado, la autopista pasará de tres a dos carriles. En todo caso, coincidiendo con los fines de semana u operaciones especiales de salida, se ha previsto la posibilidad de habilitar un carril adicional.

La actuación tendrá como resultado la ampliación de la plataforma entre los kilómetros 49 y 52, así como la reparación y ampliación de la estructura del viaducto de La Jarosa en sentido A Coruña. Para garantizar la seguridad de los usuarios y de las personas que trabajan en las obras, la velocidad máxima en este tramo de dos kilómetros con carriles y arcenes reducidos será de 80 kilómetros por hora.

La concesionaria también informó de que ha reforzado la vigilancia desde el Centro de Operaciones y ha incrementado la información a los usuarios por medio de los paneles con mensajes variables instalados a lo largo de la autopista. Asimismo, con el objetivo de asegurar una información adecuada y puntual de la evolución del proyecto de la actuación, Abertis Autopistas ha puesto a disposición de todos los usuarios los canales necesarios como los propios paneles informativos, la actualización de datos e información en tiempo real en www.autopistas.com y el teléfono de atención al cliente 902 200 320.

Las obras en el viaducto forman parte de la mejora en la autopista AP-6 en el tramo Guadarrama-Villacastín (entre los kilómetros 49 y 80) que comportarán una mejora sustancial de este corredor viario que conecta el centro con el noroeste (Galicia y el resto del norte peninsular) de España. De esta manera se pretende incrementar la comodidad en el tráfico de la vía, favorecer la fluidez en los desplazamientos e implantar los máximos niveles de seguridad en la infraestructura, según la empresa. Entre las diversas actuaciones, destaca la construcción de un tercer carril por sentido de 20,5 kilómetros en el tramo San Rafael-Villacastín (entre los kilómetros 60,5 a 81), que permitirá adecuar la capacidad de la vía a los actuales flujos de tráfico, además de disponer de margen para incrementos futuros.

También se está realizando la mejora y ampliación de las plataformas de dos estructuras de la AP-6. En concreto, se está trabajando sobre la E-10 (entre los kilómetros 60 a 61) y están prácticamente finalizadas las que afectaban al Viaducto de San Rafael (kilómetros 58 a 59). Finalmente, se está llevando a cabo la ampliación de la plataforma entre los kilómetros 49 a 52, sentido Coruña, en la que se encuentra el Viaducto de la Jarosa.

La inversión prevista para el conjunto de las actuaciones en la AP-6 supone un desembolso por parte de la concesionaria de 94 millones de euros, de los que unos 80 millones se destinarán a la ampliación del tercer carril entre San Rafael y Villacastín. Se espera que las obras en su conjunto finalicen en otoño de 2012.