La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) de Castilla y León, organización que representa a asociaciones rurales de toda España, denuncia con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, las discriminaciones que siguen padeciendo los ocho millones de mujeres que viven en los pueblos, al tiempo que reclamó su invisibilidad, sus dificultades de acceso al empleo y la falta de reconocimiento de su trabajo como agricultoras y ganaderas.

En este sentido, FADEMUR CyL reclama una vez más la puesta en marcha del complemento autonómico en el pago a la Seguridad Social Agraria y del Registro de Explotaciones de titularidad compartida, aprobado en marzo de 2009, y cuyo funcionamiento “se está retrasando para las mujeres rurales que quieren ejercer su derecho a compartir la titularidad de sus explotaciones agrarias con su cónyuges o parejas de hecho”.

Además, explicaron que el último informe sobre igualdad salarial realizado por UGT, a pesar de que la incorporación de las mujeres al mercado laboral ha mejorado en la última década, “los datos siguen siendo insuficientes y más en el medio rural. En tiempos de crisis el paro sigue siendo mayoritariamente femenino”.

Las mujeres rurales también reclamaron en esta jornada medidas especiales que incentiven el empleo y el autoempleo entre las mujeres rurales y las iniciativas emprendedoras. “Las mujeres del ámbito rural tenemos que salir de la invisibilidad y de la economía informal e incorporarnos al mercado de trabajo formal a través del apoyo para la puesta en marcha de empresas de economía social como las cooperativas, con incentivos para el sector de la artesanía y para las mujeres que trabajan en el sector agrario”.