El número 20 de la revista ARGI reclama una estrella Michelín para el emblemático Mesón Cándido de Segovia, tanto por la calidad de su cocina como por el enorme significado histórico de su establecimiento. Así lo subraya esta publicación, dirigida por el periodista Javier Pérez Andrés, que dedica un amplio reportaje a la mítica figura del mesonero Cándido López, revolucionario de la hostelería regional y española además de ‘inventor’ de la cocina como recurso turístico de primer orden.

El director de la revista advierte de que “ningún cocinero ni especialista en la materia se atreve a sostener que la del Cándido es mala cocina, ni siquiera regular”. Además, señala que en la ciudad del Acueducto y en otras capitales de la región “existe un buen número de restaurantes que mantienen las constantes del denominado mesón, tanto en comanda como en el ambiente”. Es por esa razón que ARGI considera que Castilla y León “está obligada a liderar un movimiento en la gastronomía española: el de defender este tipo de cocina y de puesta en escena con la misma dignidad que las corrientes de vanguardia”.

La reivindicación no supone una crítica hacia la denominada nueva cocina, sino que compara la revolución protagonizada por Cándido con la que lidera en la actualidad Ferran Adrià, considerado el mejor cocinero del mundo, y señala que la figura del segoviano, “lejos de languidecer, se agiganta en una época en la que asistimos a cierta orfandad en empresarios y profesionales que marquen conductas”.