El futuro de la Fundación Centro Nacional del Vidrio de La Granja pasa por la puesta en marcha de una serie de medidas a corto plazo, como la mejora de las cubiertas del edificio o el acondicionamiento del museo, según apunta la agencia de noticias Ical. Estas propuestas, junto a otra serie de actuaciones, se recogen en el plan estratégico que la Escuela de Organización Industrial (EOI) presentó a los patronos durante una reunión celebrada en la Real Fábrica de Cristales, según informó el secretario general de la Fundación, José Ramón Álvarez.

Este encuentro se produce después de que la Escuela de Organización Industrial asumiera el pasado mes de julio la gestión de este centro segoviano tras el cese en sus funciones del anterior presidente, Francisco Salazar Simpson, y la directora general, Áurea Juárez. La EOI tiene como objetivo un relanzamiento del Centro Nacional del Vidrio y un reposicionamiento de sus productos a nivel nacional e internacional.

Uno de los primeros trámites que ha realizado para conseguirlo es la presentación de un plan estratégico a los patronos, donde se plantean una serie de actuaciones “en un horizonte de seis meses”, como explicó Álvarez. El secretario general detalló que para su elaboración se valoran diferentes escenarios de inversiones, “porque hay algunas que se pueden demorar y hay otras más urgentes”, y descartó concretar cifras sobre la inversión necesaria, explica Ical.

El objetivo de dicho plan es convertir la Real Fábrica en un centro de referencia en los cuatro negocios que tiene: fabricación, museo, formación y residencia. En concreto, José Ramón Álvarez se refirió a algunas medidas como las obras que necesitan las cubiertas del edificio de la Real Fábrica, con deficiencias notables en la fachada norte, “porque hay goteras y esto no puede esperar”. De hecho, recordó que “cuando hay lluvias muy fuertes se inunda el museo y ha habido que achicar agua”.

A esto se suma el reacondicionamiento del museo “para convertirlo en un centro de referencia” y un nuevo diseño del producto de la fábrica, “que es clásico y hay que complementarlo con otros más innovadores”, así como adaptaciones de tipo comercial.

Durante la reunión, los patronos conocieron todas estas propuestas sobre las que adoptarán una decisión en los próximos días, ya que está previsto que se vuelvan a reunir la próxima semana, porque desde la EOI confirmaron que no quieren demorar la puesta en marcha de algunas de estas actuaciones para que el Centro Nacional del Vidrio esté listo en primavera.

“La situación económica de la fábrica requiere un inyección de ciertas cantidades de dinero por parte de los patronos, que es lo que actualmente están evaluando”, matizó el secretario general, que reconoció que “los momentos no son buenos para ninguna administración”, pero apostó por “un esfuerzo colectivo” para poder sacar adelante el centro de La Granja y mostró su satisfacción por el ambiente de colaboración con el que transcurrió la reunión de esta mañana, tanto por parte de los representantes del Gobierno central, como de la Junta, la Diputación de Segovia y el Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso.

Respecto a la situación de la plantilla, compuesta por 55 trabajadores y a la que se adeuda algunas nóminas y pagas extraordinarias, Álvarez recalcó que es uno de los asuntos que “más preocupa” al Patronato y que “tiene prioridad sobre todo lo demás”. Además, aseguró que desde todas las administraciones que forman parte de la Fundación “ha habido palabras de elogio por su comprensión, porque ellos son los primeros que sufren esta situación”. Por último, aclaró que la decisión sobre futuras medidas relacionadas con los empleados está en manos de los patronos, según concluye la agencia Ical.