Las obras de rehabilitación de los edificios de la calle Daoiz han comenzado y tras cortar pertinentemente la calle al acceso de vehículos, las paredes se han llenado de andamios para llevar a cabo las actuaciones sumadas al plan del ARCH Canonjías. El Ayuntamiento de Segovia ha destacado la «normalidad» del comienzo de las mismas y ha incidido en que la calle, una de las más turísticas de la capital, «mantiene su actividad habitual».

En este sentido han resaltado que la ausencia de vehículos, que se mantendrá hasta el 31 de agosto, «hace más cómodo el paseo por ella» haciendo que peatones, segovianos y visitantentes transiten «con total normalidad y seguridad». Durante estos meses 21 inmuebles estarán de obras, todos menos uno de los situados en la calle Daoiz, entre la Plaza de la Merced 11 y la Plaza de Juan Guas y los trabajos, en todos ellos, deberán estar finalizados y justificados a 31 de agosto.

Por la calle sólo circularán los camiones necesarios para la ejecución de las obras (suministro de material y retirada de escombros) haciendo posible que la realización de los trabajos sea más rápida y se acorten los plazos. Durante la instalación de los andamios (la mayor parte en ménsula) se ha asegurado que entre ellos exista el espacio mínimo suficiente como para que puedan pasar esos vehículos y los de emergencias si fuera necesario.

El ARCH de las Canonjías, un programa que gestiona la Concejalía de Patrimonio Histórico, abarca una superficie de 9,5 hectáreas de las que 7 están ocupadas por edificios, y en la que viven unas 751 personas.

Además de las ayudas a los particulares para el acondicionamiento de los edificios, el programa incluye la mejora de 25 espacios públicos. En la actualidad y hasta el mes de agosto, se ejecutarán las obras de reurbanización en la calle Desamparados, una actuación con la que, además de renovar las viejas y deterioradas redes y servicios, se cambiará la imagen exterior colocando un enlosado de granito de uso peatonal más amplio que el que existe en la actualidad, reduciendo la anchura de la calzada en la que se colocará adoquín de granito.

Como en el resto del casco histórico se dará prioridad a los peatones. Las obras en la calle Desamparados se suman a las ya ejecutadas en las calles Doctor Castelo, Descalzas y Travesía de las Canonjías.