La Subdelegación de Defensa en Segovia, ubicada en el Puente Sancti Spiritus, no será utilizada para la construcción de viviendas, “ni siquiera de VPO”. Al menos no con el apoyo del alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, quien ha asegurado que tras el abandono del inmueble anunciado días atrás por el Ministerio de Defensa, habrá que estudiar la zona enmarcada en la redacción del Plan Especial de las Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS).

Mientras el primer edil aseguró que desconocía la noticia y que la recibió a través de los medios de comunicación, consideró que Defensa se tendría que haber puesto en contacto con el Consistorio para valorar las posibilidades urbanísticas de la zona. Así, Arahuetes ha señalado que dentro del PEAHIS tendrán que contemplar el espacio para decidir la catalogación del mismo, así como la protección y su uso.

“Viviendas no se van a hacer en ese paraje”, ha insistido para indicar que cuando se establezcan relaciones con Defensa estudiarán sus expectativas para conocer si son asumibles por el Ayuntamiento de Segovia. Así, el alcalde de Segovia ha asegurado que se tratará de revitalizar la zona con iniciativas o públicas o privadas pero descartó la construcción de viviendas porque “no es el lugar adecuado”.