El Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza informó hoy del reciente avistamiento de un morito en la cola del embalse de Linares, una especie de ave zancuda de la que no ha habido constancia de su presencia allí en 39 años. En concreto, fue el 2 de octubre cuando un fotógrafo de naturaleza, Héctor Miguel Antequera, consiguió captar una imagen de esta ibis en el embalse citado.

No obstante, hace algo más de siete años también se avistó un ejemplar de morito en otra zona de Segovia. En concreto, fue el 1 de abril de 2006 cuando otro fotógrafo, Jorge Andrés Remacha Lorenzo, lo observó en una laguna esteparia del nordeste de la provincia.

“Estas dos citas, y una reciente en Burgos, son las únicas que conocemos del morito en toda la comarca (nordeste de Segovia, sur de Burgos y suroeste de Soria)”, apuntó Fidel José Fernández y Fernández-Arroyo, presidente del Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza y representante de las asociaciones naturalistas en la Junta Rectora del parque natural, a través de un comunicado recogido por Ical. De esta forma, el número de especies de vertebrados citadas en las Hoces del Riaza y su entorno asciende a 327, de las que 242 son aves.

Fernández apuntó que no había noticia de ninguna otra observación de moritos en toda la provincia de Segovia. “Sin embargo, cuando Javier Ortega Pinilla divulgó la noticia en ‘Avesforum’, Adolfo Rodríguez Pérez señaló que hacia 2006 vio un pequeño bando de moritos sobre Navas de Riofrío (en Segovia), lo que había comunicado en su día al citado foro y también a la SEO”, recordó.

Para las provincias vecinas de Burgos y Madrid, y según la información de los anuarios ornitológicos correspondientes, “antes de estos últimos años” solo hay “poco más de unos dos registros publicados” de morito en cada una: para Burgos, en octubre de 1993 y en septiembre de 2011; y para Madrid, en junio de 2000 y en abril de 2005.

Pero en fechas recientes ha habido nuevas observaciones en Burgos, “por ejemplo, en enero de 2012 y en este mes de octubre de 2013”, como puede verse en ‘www.avesdeburgos.com’. En el mismo sitio pueden verse también las sorprendentes fotografías obtenidas por Rufino Fernández González, quien registró 20 moritos en la balsa de Arauzo de Salce, en el sur de esta provincia, el pasado 23 de septiembre de 2013.

Aunque el morito está en clara expansión en sus pocas localidades de cría y de invernada en la península, y así figura en los atlas ornitológicos y en las monografías publicadas, “en las provincias mencionadas y en otras muchas zonas parece seguir siendo casi inexistente”.

“La nueva cita, de esta gran ave singular y espléndida, representa una magnífica noticia”, prosiguió Fernández. “Sigue sorprendiendo que, después del seguimiento realizado por cientos de ornitólogos durante décadas, todavía continúe habiendo sorpresas de este calibre”.

 

El Refugio y su entorno, “un filón inagotable”

En este mismo año, en el embalse de Linares del Arroyo ha habido otros registros de aves que son muy raras en Segovia (y en gran parte de España central). El 15 de mayo, José Luis López-Pozuelo García observó un correlimos tridáctilo; y el 22 de junio, Héctor Miguel Antequera obtuvo las primeras fotografías conocidas de una garcilla cangrejera allí. “De cada una de estas dos especies sólo conocíamos, en los 38 años anteriores, dos o tres citas en el embalse, y muy poco más en toda la provincia”, destacó.

En concreto, y por lo que respecta al embalse de Linares y a la información conocida, la garcilla cangrejera sólo había sido observada anteriormente allí el 5 de junio de 2005 (por los ornitólogos suizos Daniel Magnenat y Marianne Delacrétaz). Asimismo, la garcilla cangrejera había sido fotografiada también en Segovia, en las lagunas de Cantalejo, a primeros de junio de 2008, por Jorge de la Cruz; y en zonas cercanas de provincias limítrofes (como Soria, Ávila y Madrid) “ha habido algunas noticias más”.

Con respecto al correlimos tridáctilo, en el embalse de Linares fueron señalados cinco ejemplares los días 16 y 17 de julio de 1990 (por Begoña Olaso Bilbao, Ángel Burgaleta Salinas y Luis Haro); y fue anotado un posible ejemplar el 22 de agosto de 2004 (por Xavier Parra Cuenca y Juan Luis Galindo Estévez). Y también hay algunas citas de la especie en humedales del sur de Burgos, como puede verse en los Anuarios Ornitológicos de esa provincia.

En el mismo embalse de Linares, en este año “llaman enormemente” la atención, aunque por distintos motivos, los resultados obtenidos en los censos de Fidel José Fernández sobre la reproducción de especies como la garza real o el somormujo lavanco.