La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, se ha reunido esta mañana con el Consejo Rector de la Sociedad Cooperativa AVIGASE para conocer la situación actual de la empresa y sus perspectivas de futuro, una vez superadas las dificultades financieras por las que ha atravesado la cooperativa.

Las gestiones realizadas desde la Consejería de Agricultura y Ganadería han permitido que la cooperativa haya refinanciado su deuda, permitiendo una equilibrada situación financiera y superar el ahogo económico en el que se encontraba, derivada de los impagos sufridos por la empresa de comercialización Tradicarne de la que la cooperativa es socia. La vuelta a la normalidad evita también un importante daño a la economía de muchos ganaderos afectados, proveedores, y transportistas, entre otros profesionales del sector. 

Avigase -Avícola Ganadera Segoviana- fue fundada en 1958 y su actividad principal es la fabricación de piensos para diferentes especies ganaderas. El 80% para rumiantes, especialmente vacuno de engorde y para vacas nodrizas y ovino y el resto para ganado porcino. Su proceso de fabricación cuenta con un sello de calidad externa, ‘Alimentación Animal Certificada’, de la Confederación de Fabricantes de España.

Avigase cuenta en la actualidad con 1.776 socios activos en las provincias de Segovia, Ávila, Salamanca, Toledo y Madrid principalmente. En la cooperativa trabajan 35 personas, cifra que aumenta en otros 20 empleos más contando la plantilla dedicada al servicio de transporte.

El pasado año AVIGASE tuvo una producción que las 152.646 toneladas, con una facturación que superó los 41 millones de euros. 

En la provincia de Segovia cerca de 9.000 personas se dedican profesionalmente a la agricultura y más de 2.100 lo hacen en el sector industrial alimentario, en su conjunto suponen el 16% de los ocupados de la provincia.

Segovia se coloca a la cabeza en porcino con el 35% del censo regional en reproductoras, sacrificándose además el 40% de los lechones sacrificados en Castilla y León. En ganado bovino de carne ocupa la tercera posición de censo con 110.000 cabezas detrás de Salamanca y Ávila y en avicultura de carne es, después de León, la segunda provincia de Castilla y León con 2,3 millones de animales.