Un hombre ha anunciado que denunciará al responsable de la Administración de Loterías de Nava de la Asunción por no reservarle el décimo al que estaba abonado y que resultó premiado el pasado sábado.

Julián Mateo Olmos, empresario, se ha quedado sin su particular participación de los 14 millones de euros que repartió al caer el primer premio del sorteo de la Lotería Nacional, correspondiente al número 32.518, en el municipio.

Por su parte, el propietario de la administración, Raúl Garzón, dijo que el décimo había sido devuelto a Loterías y Apuestas de Segovia (LAE), al no haber sido recogido antes del sábado, como había hecho con todos los que no le habían pagado.

Julián Mateo, que ayer regresaba a Segovia, antes de lo previsto, de pasar unos días de vacaciones en Almería, explicó que lleva abonado al número premiado 32.518 desde cuando se vendía hace años en el bar ‘Punto de Encuentro’. Continuó con el número cuando el bar dejó de distribuirlo y lo recogía en la administración de Loterías. “Tengo todos los décimos de los últimos años, incluso el del 25 de junio al corriente de pago. La administración los aparta y te los va entregando todos los meses. Mi mujer todas las semanas a primeros de mes los recoge y los paga religiosamente”, manifestó. Al irse de vacaciones, el empresario lo comunicó al propietario de la administración, “y lo normal, como hace cualquier administración seria, es que los décimos de los abonados se guarden”.

Pero el pasado sábado, cuando la suerte correspondió a Nava de la Asunción, el empresario recibió una llamada del dueño del bar ‘Punto de Encuentro’ informándole de que había sido premiado con 200.000 euros su décimo. A las cuatro de la tarde volvió a contactar con el dueño de la oficina de lotería para solicitarle que depositara el décimo en Caja Segovia, ya que la entidad abrió el sábado por la tarde al resultar premiada la localidad.

Así las cosas, el Juzgado determinará sobre si procede o no la denuncia y sobre quién recae la responsabilidad.