La Junta de Castilla y León envía un equipo de intervención, formado por media docena de bomberos profesionales de Castilla y León, pertenecientes al Grupo de Rescate de la Consejería de Interior y Justicia, para participar en las tareas de salvamento de las víctimas del terremoto que afectó esta madrugada a Haití. La activación de esta unidad de intervención, coordinada por la Agencia de Protección Civil y Consumo, responde a la petición efectuada por el Ministerio del Interior. 

El equipo de Castilla y León, organizado por la Agencia de Protección Civil y Consumo, está formado por tres guías caninos y otros tantos rescatadores, todos ellos bomberos profesionales de parques de Castilla y León, además de dos canes especializados en búsqueda y material BREC, para búsqueda y rescate en estructuras colapsadas, incluidos dos localizadores TPL, que permiten mediante sensores acústicos, localizar personas enterradas bajo los escombros.

El equipo que se empleará en la zona incluye, además, una cámara térmica, visores ópticos de hilo y un equipo de excarcelación portátil. Los rescatadores de Castilla y León volarán en las próximas horas desde Madrid a Haití en un avión fletado por el Gobierno español, junto con el resto de equipos de intervención movilizados desde distintos puntos del resto de España.

Tras recibir la solicitud cursada por el Ministerio del Interior a todas las Comunidades Autónomas, la Agencia de Protección Civil y Consumo organizó un equipo de intervención con el personal del Grupo de Rescate disponible para su activación inmediata, con perros de búsqueda y material de rescate, que una vez se encuentre en Haití, colaborará en las labores de socorro bajo la dirección de las autoridades españolas.

Por otro lado, la Consejería de Interior y Justicia puso en marcha los mecanismos para ofrecer fondos de ayuda humanitaria de primera intervención a las organizaciones no gubernamentales que desplieguen dispositivos en la zona de la catástrofe. De esta manera podrán ponerse a disposición de estas organizaciones bidones de agua potable, material de higiene y salud, colchonetas y mantas y otros equipos que se demanden según las necesidades de la población afectada.