La vida en el Real Sitio transcurre tranquila y paralela al desarrollo de la cumbre europea de ministros para la UE, donde sólo se ha visto alterada la actividad cotidiana por la presencia de cientos de efectivos policiales, y por la noticia de que el terremoto de Haití pueda haber afectado a una conocida familia.

Desde que el pasado martes llegaran las primeras autoridades europeas para celebrar la primera Reunión Informal de la Presidencia española de la Unión Europea, han sido las fuertes medidas de seguridad las que han llamado la atención de los vecinos y a preguntarse por lo que ocurría. La presencia de agentes uniformados, coches patrullando las calles, algún helicóptero sobrevolando el municipio, guardias reales a caballo, o perros adiestrados rastreando coches y contenedores cambiaron la vida tranquila y sosegada del Real Sitio de San Ildefonso, elegido por los monarcas para disfrutar de la vida contemplativa y de jornadas de caza.

Este municipio, donde Enrique IV de Castilla fundó el Palacio de Valsaín como refugio de caza, fue luego parte de las residencias palaciegas de Felipe II. El último miembro de las dinastías reales ligado a este lugar fue don Juan de Borbón, padre del actual monarca.

Esta semana, cuando se cumplen 200 años de su constitución como Ayuntamiento, el Real Sitio de San Ildefonso es sede de la primera reunión interministerial en la que se debaten los futuros derechos de los ciudadanos comunitarios. El alcalde del lugar, el socialista José Luis Vázquez, aseguró en declaraciones a Ical que al margen de “pequeños inconvenientes” que pueda suponer la presencia de agentes policiales, la “tranquilidad” es la nota dominante de estas jornadas. “Las cinco reuniones que se celebrarán en La Granja y Valsaín cuentan con la complicidad de los vecinos”, añadió.

Vecinos orgullosos

En todo caso se refirió al “orgullo con que los vecinos de La Granja y Valsaín” llevan el hecho de que se haya elegido su localidad para acoger la primera de las cumbres europeas “y se haya convertido en un referente de prestigio internacional”.

Además de la “satisfacción” del alcalde, Vázquez incidió en que estas reuniones “no sólo suponen una promoción para nuestro municipio”, sino también recuerda que esto “tendrá un retorno que se traducirá en un impulso de la economía y el turismo en nuestro municipio y eso se traducirá en una mayor competitividad, y ese es uno de los objetivos que nos hemos marcado desde el Ayuntamiento”.

El centro neurálgico de La Granja, que siempre ha sido la Plaza de los Dolores, donde está el Ayuntamiento y se celebra el mercado al aire libre, se ha trasladado ahora a la Puerta de la Reina y al Palacio Real. El trasiego de policías, de escoltas, y de políticos con rango la mayoría de secretarios de estado, han cambiado sólo el aspecto exterior de una parte del pueblo, donde hasta ahora sólo los turistas que llegan a diario provocaban un bullicio mayor de lo habitual.

Junto a los furgones policiales también comparten espacios reservados camiones de los medios de comunicación, donde destacan las antenas y los llamativos colores. En total hay más de un centenar de medios acreditados para cubrir el encuentro del que pueden salir principios básicos para los ciudadanos del cuarto continente más poblado del mundo, con 738 millones de habitantes.

Turismo de élite

El ajetreo se centra casi exclusivamente al interior del Parador de Turismo, formado por un hotel y el Centro de Convenciones. En ambos casos se trata de dos inmuebles recuperados hace tan solo dos años y medio estaban abandonados. La construcción alberga dos edificios. Por una parte, el alojamiento se ubica en la Casa de los Infantes, construida en el siglo XVIII por Carlos III, para que habitaran en él los infantes Gabriel y Antonio. Por otro lado se encuentra el Cuartel General de la Guardia de Corps, que acoge un moderno Centro de Convenciones.

Este Parador, el segundo de la red nacional que funciona en la provincia de Segovia, dispone de 127 habitaciones, 30 de ellas suites, una amplia zona ajardinada y deportiva, así como de 200 plazas de aparcamiento. Tiene también un centro de ocio, dos piscinas (una climatizada y otra exterior), gimnasio, jacuzzi, baños turcos y biotérmicos, un spa, una cancha de paddel y un simulador de golf de 12 campos distintos, entre otros servicios, de los que disfrutan estos días los ministros europeos.

Su director, Eduardo Ollé, reconoce que la presencia de mandatarios europeos ha sido todo un reto para el establecimiento y para todo su personal. Señala que la alimentación se basa sobre todo en buffets “al estilo europeo”, explica, aunque recuerda que no faltan los platos típicos como el cochinillo, el cordero asado o los judiones de La Granja.

El fuerte despliegue policial no sólo se hace sentir en La Granja, sino también en la capital segoviana, donde tanto los políticos como sus acompañantes han realizado visitas turísticas, acompañados siempre por agentes de seguridad.

La subdelegada del gobierno en Segovia, María Teresa Rodrigo Rojo, pidió disculpas a los ciudadanos por las molestas ocasionadas, aunque destacó que se trata de una oportunidad para promocionar la ciudad y la provincia.

El jueves todo volverá a la normalidad una vez que se clausure el encuentro con la cuarta reunión plenaria y de la que saldrán algunas conclusiones que marquen la Presidencia española de la UE.