Conceptos como ‘consejeros’, ‘hacienda’, ‘solidaridad’ o ‘lealtad’ aparecen definidos en los márgenes de un particular Estatuto de Castilla y León que Feaps, Once y las Cortes presentaron hoy en el hemiciclo de esta última institución y en la que han participado casi un centenar de personas con discapacidad intelectual y auditiva con un claro objetivo, que la norma fundamental de la Comunidad esté escrita “con palabras sencillas que todo el mundo entienda”, como dijo uno de los intervinientes en el proyecto, el salmantino Francisco Mangas, alumno del centro educativo El arco.

De su experiencia, Francisco sacó en claro que “todas las personas tienen sus derechos y deberes como ciudadanos y es muy importante que estos se conozcan”. Como él, Tatiana tuvo que “traducir las palabras más difíciles”, en su caso del Título VI del Estatuto, dedicado a Economía y Hacienda. “Fue algo bastante divertido, que hicimos entre todos”, en referencia al sistema de trabajo utilizado: diferentes grupos de todas las provincias, cada uno encargado de unos capítulos determinados. 

Los distintos centros integrados en Feaps supervisaron el trabajo, siempre de acuerdo a unas normas de lectura fácil fijadas por una directriz europea, entre las que figuran la simpleza en el lenguaje, con estructuras gramaticales básicas y la omisión de metáforas y oraciones subordinadas. De este Estatuto de lectura fácil, el segundo que se publica en España tras el de la comunidad aragonesa, se han publicado 3.000 ejemplares. El texto, así como la versión en audio para ciegos y personas con problemas de visión, está disponible en la página de internet de las Cortes.

Además de contar con las citadas explicaciones al margen, el documento se completa con un glosario, en sus últimas páginas, donde se explican los conceptos más complicados y diversos pictogramas para facilitar la comprensión de los conceptos más complejos. La portada se ilustra con un óleo titulado ‘Campos de Castilla’, obra del salmantino José María Madruga Martín, quien explicó que la pintura refleja la variedad de “colores” de la Comunidad. “Ocres, rojos, verdes, negros… del trigo, la hierba, la tierra o los senderos”, matizó el pintor aficionado, quien donará su obra a las Cortes, en la persona de su presidenta, Josefa García Cirac.

El camino que se puede ver en la pintura existe en la realidad y es el que va de Morille a Peñaranda (Salamanca), tal y como dijo el artista, muy orgulloso de que su trabajo haya sido elegido para ilustrar el Estatuto en su versión accesible. El mismo sentimiento compartió Celia, con síndrome de Down, a quien le pareció “muy bien” que una iniciativa como ésta haya salido adelante, para que así “lo entienda mejor la gente”.

Celia, quien formó parte de uno de los grupos de trabajo, apuntó que uno de los artículos que más le interesó fue el 26, relativo a la elección del presidente de la Junta.

 

Ejemplo de trabajo

Más de un centenar de personas con discapacidad intelectual y visual de la Comunidad, procedentes de Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora asistieron al acto de presentación del Estatuto de lectura fácil, que estuvo presidido por la propia Josefa García Cirac, quien remarcó que ellos son un “ejemplo de trabajo, voluntad y abnegación” y que la sociedad, representada en las Cortes, tiene la “obligación de apoyar a los menos desfavorecidos”.

“Lo realmente importante hoy es que visitáis las Cortes simple y llanamente cien personas. Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles, gozamos de diferentes habilidades y nos ponemos límites y si la guía de nuestra relación con los demás es la comprensión hacia sus capacidades, sus propósitos y sus límites, habremos construido una sociedad mejor”, apuntó Cirac, quien también se refirió a la labor que desempeñan las Cortes.

“Aquí se sientan 84 personas elegidas por los ciudadanos con ideas muy diferentes pero con un propósito común: construir una sociedad mejor para todos. Aquí se discute, se negocia, a veces nos enfrentamos, pero otras muchas veces llegamos a acuerdos”, recordó la presidenta de las Cortes, quien destacó, asimismo, la reciente aprobación, por acuerdo de todos los grupos políticos, de la Ley de igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad.

Con la presentación de este Estatuto de Autonomía de lectura fácil se quiso “simbolizar”, en palabras de Cirac, la “preocupación” de las Cortes por “hacer la vida más fácil a todos aquellos que lo necesiten”. “Aquí todos perseguimos un sueño: la felicidad. Y en ese sueño, las personas que más lo necesitan son nuestra fortaleza como sociedad, nuestra unión y nuestra inspiración”, aseguró para terminar.

Tras el discurso de Cirac, los portavoces de los tres grupos parlamentarios, Carlos Fernández Carriedo (PP), Ana Redondo (PSOE) y José María González (mixto) y dos representantes de Feaps, Pedro Pío Tapias y Juan Francisco Sáez, procedieron a la lectura de diversos artículos del Estatuto, como el de Derechos y deberes de los castellanos y leoneses (art. 8), los Principios fundamentales (16) o la composición de las Cortes (21).

 

Avance importante

En el acto también intervinieron los presidentes de Once Castilla y León, Miguel Díez García, y Feaps, Juan Pérez Sánchez. El primero declaró que la publicación de este Estatuto de fácil lectura supone “un avance importante” para que las personas con discapacidad “disfruten de derechos en igualdad de condiciones” y los ciudadanos en general tengan “mayor posibilidad de acceder” a un texto que supone “los cimientos, la fuerza y la base de otras normas”. 

Por su parte, Pérez Sánchez confesó que le faltaban “palabras” para “describir este gran paso” hacia el objetivo de que las personas con discapacidad “se conviertan en ciudadanos de pleno derecho”, una tarea en la que, reconoció, se ha avanzado notablemente. El presidente de Feaps agradeció a todos los involucrados en este “reto pionero” su “trabajo, ilusión y ejemplo”, que ha servido para hace “un mundo un poco más fácil para todos”.