El Museo de Segovia continúa con su ciclo de actividades culturales dirigidas a todos los usuarios y visitantes del centro cultural, entre ellas, una de las más novedosas, comenzada el pasado 15 de marzo, es la ‘pieza desconocida del mes`. El objetivo de esta actividad es promover el conocimiento de elementos singulares que el Museo no muestra en su exposición permanente y atraer al mismo tiempo a un público que, aunque ya haya visitado el Museo de Segovia en anteriores ocasiones, pueda estar interesado en estas piezas por su temática, procedencia o significado.

La pieza, que podrá verse en el centro cultural durante todo el mes de junio, es un escritorio de marquetería que data del siglo XVI. Las principales características de este objeto es que está construido con tableros de madera de nogal, a excepción de la base y la parte trasera del escritorio, que está compuesta por madera de pino. Asimismo, la tapa frontal se articula mediante bisagras de hierro en forma de ‘T’, una característica de este tipo de escritorios del siglo XVI; por otro lado, la cerradura tiene una forma de escudo recortada acompañada de una varilla de hierro, características heredadas del periodo gótico.

Asimismo, la pieza está decorada con una serie de rombos que alterna piezas de ébano y hueso. Este motivo se conoce como cordón de eternidad, siendo uno de los elementos diferenciadores en los trabajos realizados en madera de origen musulmán. El tipo de mosaico de este escritorio es compatible con los modelos que se realizaban en los talleres granadinos del siglo XVI, aunque hay que apuntar que se trata de modelos muy copiados durante un largo periodo de tiempo debido a su amplia