Contraplano ha querido hacer un hueco especial a los realizadores de aquí, de Segovia. Por eso, en la tarde del este viernes tendrá lugar una proyección de cortometrajes provenientes de toda la provincia. Con la presencia de sus directores y de parte de sus equipos, se podrá conversar con ellos sobre lo que supone levantar un proyecto audiovisual fuera de potencias como Madrid o Barcelona y de los límites y ventajas que esto tiene.

Un poco más tarde, en la misma Sala Caja Segovia tendrá lugar la última sesión de cortometrajes a concurso. Una sección que, una vez más, se ha caracterizado por la diversidad y la calidad de los cortometrajes. Así lo ha demostrado una sala de cine que ha registrado sus máximos de asistencia desde la primera edición del Festival. Una sala prácticamente llena en todas las proyecciones.

Para la jornada del sábado el Festival ha organizado una jornada en torno al universo zombie, con actividades durante toda la tarde en la Sala All The People, una marcha zombie por las calles de Segovia y la entrega de premios del festival en la misma Plaza Mayor.