A veces las leyendas con sus inevitables dosis de verdad y fantasía, influyen tanto en la vida y en la historia que configuran nuevas realidades. La extraordinaria llegada del Cristo de los Gascones a Segovia, fue el origen de una serie de transformaciones que sin este hecho no hubieran sido posibles.

Dice la leyenda que personas muy antiguas de la Ciudad de Segovia oyeron decir a sus pasados que una compañia de Gascones y Alemanes tuvieron fuera de estos Reinos un Christo, con una esquila y fue tanta la devoción que todos le cobraron que cada uno le queria para si. Y es tradición muy antigua y recibida en esta ciudad heredada de padres a hijos, que puesta la yegua sin ojos en camino, y sobre ella la caxa con el Christo, y la esquila al cuello de la yegua vino a parar a la iglesia de Sancti Justi, que entonces era ermita y entrando en ella se arrodilló junto a un apoyo. Viendo los Gascones el prodigioso caso, entendieron todos, era la voluntad de Nuestro Señor, se quedase en aquella Iglesia esta Santa Imagen de Cristo Redentor, según cuenta la leyenda.

Ahora, la compañía segoviana, Nao d´amores, compañía Residente en el Arco del Socorro, exhibe en nuestra ciudad Misterio del Cristo de los Gascones, en lo que ya supone una cita ineludible con la Semana Santa Segoviana.

La representación, patrocinada por la Obra Social de Caja Segovia, en colaboración con el Excmo. Ayuntamiento de Segovia, la Junta de Cofradías, la Cofradía del Santo Cristo de los Gascones y la Fundación Don Juan de Borbón, tendrá lugar en la Iglesia de San Justo, el viernes 26 de marzo de 2010, a las 20:30 horas.

Las entradas ya están a la venta en el Centro de Recepción de Visitantes al precio de 5 euros.