Los miembros de la Asociación Autismo Segovia pasaron una jornada en el parque de aventura de Sanchonuño “Pinocio”, por segundo año consecutivo. Durante su estancia en el parque, los niños y niñas de la asociación pudieron disfrutar de actividades multiaventura como paseos por los árboles, saltos en tirolina, saltos en las camas elásticas, y más actividades en contacto con la naturaleza. “Esta joven empresa segoviana siempre tiene un hueco para la solidaridad y la integración. Estos chicos dan mucho más de lo que reciben, sólo ver sus caras es emocionante”, asegura Rocío Olmos, propietaria del parque.

Esta actividad, seguida de una comida, ha sido el cierre del campamento de verano 2012, y un homenaje a los tres voluntarios, Sara Misis, María Casas y Miguel Ángel Calvo, que “con su buen hacer han hecho que este verano sea inolvidable para los chavales”, afirman fuentes de la Asociación Autismo Segovia.