La cadena de supermercados Mercadona y la Asociación Banco de Alimentos de San Ildefonso de Segovia, han firmado un convenio de colaboración que formaliza su relación, teniendo una doble finalidad. Por un lado, poner a disposición de la entidad la red de tiendas que Mercadona tiene en la capital segoviana, en las que se celebrará la “Operación kilo” los próximos días 29 y 30 de Noviembre, coincidiendo con la campaña de Gran Recogida de Alimentos que la FESBAL (Federación Española de Bancos de Alimentos) llevará acabo en esas mismas fechas a nivel nacional.

Por otra parte, hacer una donación de alimentos para distribuirlos entre las personas más necesitadas a través de las distintas entidades benéficas. En la campaña de recogida de alimentos participarán las dos tiendas que Mercadona tiene en Segovia, estableciéndose un punto de recogida en cada una de ellas. Además Mercadona realizará una aportación adicional de 2 toneladas de productos de primera necesidad.

La firma del acuerdo tuvo lugar el pasado viernes en el supermercado que la empresa tiene ubicado en el Barrio de Nueva Segovia. Durante la misma, Laura del Palacio, Responsable de Relaciones Externas en Segovia ha afirmado que: “es nuestra pequeña contribución para poder recoger el mayor número de alimentos y distribuirlos entre las personas más necesitadas”

En este sentido, el Presidente de la Asociación Banco de Alimentos de San Ildefonso en Segovia, Rufo Sanz, ha agradecido a Mercadona su gesto humilde y sincero, manteniendo su compromiso de ayudar entre los colectivos más desfavorecidos, afirmando que: «en estos momentos tan difíciles esperamos la colaboración de todos, con la cual hemos contado en otras ocasiones, y así poder administrar a las asociaciones benéficas que aportan alimentos a las familias más necesitadas de Segovia y provincia, productos de primera necesidad»

Mercadona se ha comprometido así a colaborar con el Banco de Alimentos haciendo una donación de los productos que tiene a la venta en sus supermercados y la entidad a almacenar y distribuir los alimentos en condiciones adecuadas a las entidades a las que suministra, para que puedan llegar al consumidor en perfecto estado.