La Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León ultima este mes el programa de actuaciones de conservación y mejora que se iniciaron en julio de 2012 en los parques Hoces del Duratón, Hoces del Riaza y Sierra Norte de Guadarrama, tras la firma de un convenio con la Caixa que ha permitido crear nuevas infraestructuras o rehabilitarlas en siete localidades de Segovia.

El director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz, visitó algunas de estas actuaciones con el delegado territorial, Francisco Javier López Escobar, y el director del área de negocio de la Caixa, José Ignacio Arroyo, quien en declaraciones a Ical mostró su disposición a dar continuidad a este proyecto con la firma de un próximo convenio que ya será el sexto desde 2006, tiempo en el que la Obra Social de esta entidad ha aportado 7,8 millones de euros a los espacios naturales de la Comunidad.

En el caso concreto de Segovia, a través del quinto convenio que ahora expira se han dispuesto unos 300.000 euros para actuaciones que van desde la financiación de tratamientos selvícolas, fitosanitarios, podas, desbroces de vegetación masiva, la retirada de restos depositados por las crecidas de los ríos o los trabajos de conservación de riberas y hábitats hasta el acondicionamiento de aparcamientos en zonas limítrofes, áreas recreativas o jardines temáticos en los tres parques citados, que cada año reciben a más de 220.000 visitantes. 

Montejo de la Vega de Serrezuela, Maderuelo y Valdevacas del Montejo concentran las mejoras llevadas a cabo dentro de las Hoces del Riaza; en las Hoces del Duratón, Carrascal del Río, Sebúlcor y Sepúlveda; y en la Sierra Norte de Guarrama, Pedraza, donde se encuentra la Casa del Águila Imperial, una instalación de uso público asociada a sendas muy frecuentadas por los amantes de la naturaleza.

La visita de hoy comenzó en Montejo, en el renovado jardín de la Casa del Parque de las Hoces del Riaza, un recurso interpretativo utilizado por turistas y escolares, aparte de los vecinos de la zona, en el que se acaba de terminar de arreglar el tejado de la caseta, entre otras pequeñas obras, como la colocación de una malla antihierbas en los parterres del jardín; el suministro y extendido de acolchado de corteza de pino; la adecuación de la balsa de anfibios o la mejora de la zona de juegos. También allí se ha adecuado el aparcamiento para mejorar su accesibilidad; de hecho, desde el jardín se inicia la senda de la Pisadera, preparada para la visita de personas con discapacidad.

En Valdevacas, el área recreativa del pinar situado junto al casco urbano de este pueblo cuenta ahora con nuevos merenderos, se han eliminado las barbacoas que no cumplían la normativa y se ha renovado el parque infantil. Además, en próximas semanas ya estará lista la adecuación etnográfica de un típico colmenar de adobe; y se ha creado una estación de anillamiento de aves con un cerramiento de malla ganadera en la senda de las Tenadas.

En las Hoces del Riaza y la Sierra Norte de Guadarrama, las actuaciones se han centrado sobre todo en labores de repoblación y limpieza de sendas. Y entre los tres parques, unos 300.000 euros de presupuesto que han permitido la contratación de 14 personas consideradas en riesgo de exclusión social.

Arranz, en declaraciones a Ical durante la visita, a la que también acudieron los alcaldes de Montejo, Valdevacas y Maderuelo, valoró los proyectos que se han podido financiar a través de este quinto convenio con la Fundación la Caixa y los cuatro anteriores, 7,8 millones “para diversas actuaciones que van desde la accesibilidad en espacios naturales hasta un programa de reducción de emisiones en espacios naturales (‘Espacios naturales por el cambio climático’), la mejora en la eficiencia energética en los mismos, la mejora de la biodiversidad y actuaciones también ligadas al uso público, como es este caso”.

Respecto a la firma de un sexto convenio, “en la cuantía que acordemos intentaremos dar continuidad a este proyecto que es importante para la Obra Social de la Caixa y por supuesto para Castilla y León y sus espacios naturales”, respondió Arranz. El director del área de negocio de esta entidad, José Ignacio Arroyo, por su parte, confirmó que “la intención de la Caixa es seguir colaborando con la Junta en cualquier actividad medioambiental, sociocultural y recreativa que permita nuestra presencia en la región, en Segovia en este caso, y seguir colaborando en la medida de nuestras posibilidades”, aunque “los presupuestos son los presupuestos y veremos hasta dónde podremos llegar”, matizó.

 

Presupuestos ‘moderados’

Preguntado por los proyectos y previsiones en materia de medio ambiente para el próximo ejercicio, pendientes de que la Junta termine de cuadrar sus cuentas generales de 2014, Arranz reconoció a Ical que el objetivo de su área no pasa ahora por incrementar la red de infraestructuras en los parques, senderos ni áreas recreativas. “Somos conscientes de la situación económica actual y lo que pretendemos es simplemente poder dar un mantenimiento y una continuidad a las actuaciones que ya hemos realizado”.

“Por suerte, como tengo que recordar en muchas ocasiones, hemos aprovechado los años de bonanza para tener infraestructuras como éstas que estamos viendo hoy, y eso nos permite necesitar ahora unas partidas mucho más moderadas para mantener los edificios con los que dar ese servicio cotidiano”, prosiguió el director general de Medio Natural. “Tenemos las infraestructuras relativamente nuevas, con lo cual esperemos que no den muchos problemas, así que el objetivo es conseguir las partidas presupuestarias necesarias para atender correctamente a los visitantes, que a su vez van a generar ingresos en todas estas comarcas que van a contribuir a esa revitalización de la economía regional que tanto necesitamos”, sentenció Arranz.