El Festival Internacional de Títeres se encuentra dando los últimos coletazos. Para lo que queda de festival se ha reservado el teatro de títeres más trascendental, el de las nuevas tendencias creativas, y el malabarismo.

A la calle regresará este jueves, si la lluvia lo permite, el artista israelí Gili Ivri que interactúa con el espectador y se ríe con él a través de gags de efecto inmediato. Realizó sus estudios en la Escuela de Teatro de Jerusalén y en los últimos 10 años ha viajado por Europa haciendo teatro de calle al más puro estilo. Especialista en improvisación y en el teatro de objetos, ha participado en importantes festivales (Avignon, Oriac, Berlín, o Charleszville).

Además, este jueves vuelve ‘Anónima Teatro’, compañía francesa cuyos miembros se encontraron en la escuela de teatro parisina Jacques Lecoq en 2001, una escuela conocida internacionalmente por su trabajo sobre el cuerpo, improvisación, escritura y creación donde se exploran diferentes canales artísticos, desde el teatro gestual, el circo y la danza hasta el teatro de marionetas y de objetos, pasando por las más variadas disciplinas (cine, artes plásticas, música, teatro).

Será la última oportunidad para ver el espectáculo del `Teatro de Marionetas de Zhangzhou`, una compañía con una larga historia. Sus inicios comenzaron con la Dinastía Jin y se desarrolló con la Dinastía Min. Sus espectáculos y marionetas son muy cuidadas y el manejo, excelente. Las marionetas pueden realizar difíciles movimientos, expresando sentimientos que van desde la alegría, el enfado, hasta la tristeza y la felicidad. Los titiriteros Zhangzhou se caracterizan por su magnífica destreza, elegantes formas y un estilo único.

Sal a la calle y déjate llevar por la magia que envuelve a los títeres. Es una oportunidad única para disfrutar de grandes maestros de la fantasía.