UGT incrementó casi tres puntos el porcentaje de votos obtenido en las elecciones sindicales de Caja España-Caja Duero celebradas hoy y logra el 44,98 por ciento de los apoyos en la entidad, según informaron a la agencia Ical fuentes de este sindicato, que precisaron que en los comicios se produjo un retroceso de CCOO y de UEA y un repunte de Csica, estas tres últimas centrales las que conformaron la mayoría que permitió aprobar el protocolo laboral de la fusión. De este modo, Csica se convierte en la segunda fuerza sindical en la Caja, con el 25,36 por ciento de los votos, mientras que CCOO obtuvo el 22,49 por ciento. UEA alcanzó el 6,70 por ciento, mientras que el sindicato gallego Ciga tuvo el 0,48 por ciento.

De este modo, y a falta de las elecciones en Palencia que se celebrarán mañana, de los 209 representantes elegidos, UGT obtuvo 94; Csica, 53; CCOO, 47; UEA, 14 y Ciga, 1. UGT se impone claramente entre los trabajadores de Salamanca, con ocho de los 13 delegados que se elegían, y logra ser el más votado entre los empleados de los servicios centrales de la plaza de los Bandos de la capital charra, con 5 delegados por tres de CCOO y otros tantos Csica y dos de UEA. En León y Valladolid, el sindicato más votado es Csica, que logra ocho representantes en la capital leonesa, por seis de UGT y tres de CCOO, mientras que en los servicios centrales de El Portillo, el resultado es más ajustado: cinco Csica y otros tantos UGT, mientras que CCOO obtiene 2 y uno UEA. En Valladolid, en la provincia Csica logra siete representantes; cuatro UGT, los mismos que UEA;, y dos, CCOO.

El responsable de la sección sindical, Antonio Muñoz, se mostró “muy satisfecho” por este resultado y agradeció el apoyo de los trabajadores que “han respaldado de forma muy importante nuestra línea de actuación, que no es otra que la defensa de las condiciones laborales y sociales de los compañeros de la Caja y de la propia entidad”.

Pese a que UGT no ha logrado la mayoría absoluta de la representación de la entidad, Antonio Muñoz sostiene que estos datos ponen de manifiesto “que los trabajadores apuestan por un sindicato fuerte” y “no han estado muy de acuerdo con la postura que ha mantenido el tripartito en la negociación del protocolo laboral”. No obstante, tendió la mano al resto de representación sindical y se mostró dispuesto “a estudiar” una línea de a cuerdo con el resto de los representantes de los trabajadores.