Agentes de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía de Segovia detuvieron a tres hombres de 35, 29 y 20 años, todos ellos de nacionalidad rumana, como supuestos autores de la sustracción de cableado de cobre que suministra energía a las farolas de alumbrado público en la capital y en sus inmediaciones.

Las zonas donde se produjeron los robos fueron dos tramos de la carretera de circunvalación SG-20, en sus cruces con la AP1 y N-110, así como el Sector 1 de la capital, que corresponde a la zona de la Plaza de Toros, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia,

Los perjuicios ocasionados con estos hechos son cuantiosos, no sólo por el valor del material sustraído, sino también por los daños ocasionados y por el elevado coste que supondrá la reposición de todo el cableado. La reparación de los daños y sustitución del cableado de las zonas afectadas podría ascender a un importe superior a los 40.000 euros.

El procedimiento empleado por los autores consistía en forzar los cajetines de las farolas de la zona elegida y levantar las tapas de las arquetas de registro donde va conectado el cableado de varias farolas, cortando con las cizallas el cable en ambas partes y tirar de uno de los extremos hasta extraerlo de su conducto. También sustraían otros materiales como conectores eléctricos o empalmes.

A los detenidos se les ha intervenido numerosa herramienta utilizada para realizar estas operaciones, como varias cizallas, alicates y destornilladores. Los tres detenidos tienen su domicilio en una localidad de la provincia cercana a la capital segoviana, carecían de antecedentes policiales y han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de esta capital.