El informe de Nielsen, que analiza las últimas tendencias en los comportamientos de los internautas ante este fenómeno online, pone de manifiesto que cada vez son más los españoles que dedican parte de su tiempo laboral a navegar por estas redes, hasta el punto de emplear una hora de la semana a este hobby.

De esta forma, estos datos reabren el debate sobre el libre acceso a determinados sitios web y al correo electrónico por su repercusión sobre la posible pérdida de productividad de los empleados en su puesto de trabajo. En la actualidad, España se sitúa a la cola de Europa en competitividad y productividad.

La consulta de perfiles, la posibilidad de dar “toques” a los amigos, buscar gente nueva o viejos conocidos, así como la posibilidad de “cotillear” fotografías y subir imágenes de las vacaciones son algunas de las tentaciones a las que sucumben los profesionales que pasan sus jornadas laborales delante del ordenador.

Según el director general de Nielsen Online España, Gustavo Núñez, “este hecho no supone ninguna novedad si tenemos en cuenta que es en el trabajo donde mayor número de horas pasamos al día. La posibilidad de contactar con los amigos e intercambiar experiencias es una tentación en la que es difícil no caer. Sin embargo, es evidente que puede plantear serias dudas en torno al rendimiento laboral”.

No obstante, el informe recuerda que no existe unanimidad de criterios en este sentido ya que algunos estudios aseguran que estas prácticas mejoran la motivación y, por tanto, la productividad, mientras que otros cifran en pérdidas millonarias para las empresas estos “malos hábitos” laborales.

 

Facebook se impone también en el trabajo

Por otro lado, el estudio de Nielsen Online muestra las redes y comunidades más consultadas por los empleados españoles desde su trabajo aunque no sea con fines estrictamente laborales. Así destaca en primer lugar el popular Facebook, que aglutinó el pasado mes de octubre a más de 4,7 millones de usuarios, que dedicaron casi tres horas al mes a navegar por sus páginas.

Según Nielsen, la incorporación de numerosas compañías españolas a esta red social, que se han sumado a las “social networks” como nueva herramienta de comunicación, explica también que Facebook haya duplicado su audiencia desde los puestos de trabajo en el último año.

Le siguen Blogger y WordPress, dedicadas a la puesta en marcha de blogs y espacios libres de expresión para los internautas, con cuatro y dos millones de usuarios, respectivamente.

Curiosamente, LinkedIn, la única red social dedicada netamente a fines profesionales, ocupa el noveno puesto entre las más consultadas desde el trabajo por los empleados españoles, con un total de 667.000 usuarios en octubre.

A este respecto y como nota anecdótica, seguro que más de uno de vosotros ya se ha hecho fan de un grupo de esta misma red social que dice: «Para que las horas de Facebook puedan cotizar para la seguridad social», describiendo así lo siguiente en dicho grupo de fans: «Creo que si conseguimos unos 2.000.000 de firmas, podremos ejercer la suficiente presión para que las horas que pasamos enganchados al Facebook puedan cotizar a la Seguridad Social y poder cobrar el paro.. porque yo creo que esto es más que un trabajo… jejeje…», un perfil que ya tiene agregados a 49.451 seguidores.

¿Hará fuerza y se conseguirá este reto?