Nervios contenidos y la atención fijada en un día. El 5 de enero, como todos los años, Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, volverán a Segovia para deleitar con su real presencia a los niños y niñas de la ciudad, y como no, a jóvenes y mayores. Todo preparado para la Cabalgata del 2012, mismas líneas, mismos recorridos, y como podía ser de otra forma, pequeñas sorpresas que harán de esta obligada cita una de las más mágicas del año.

A las 18:45 horas, comenzará este año el comitiva real de Melchor, Gaspar y Baltasar, como ya es tradicional en el Alcázar de Segovia, «el castillo de la ciudad, un lugar especial», que como ha señalado a esta redacción la concejala de Cultura, Clara Luquero, se verá envuelto en efectos piromusicales que embriagarán la vista de los asistentes y harán aflorar un mayor nivel de nervios a los más pequeños. Fuegos artificiales que bailan al ritmo de la música y el tradicional saludo de Sus Majestades dará el pistoletazo de salida a esta Cabalgata. Se trata, como ha señalado Luquero, de poner sobre el asador «Efectos que refuerzan lo mágico».

A la cabeza del cortejo, compuesto por unas 500 personas entre voluntarios y acompañamientos musicales, se encontrará el espectáculo piromusical ‘Colores’, protagonizado por la compañía italiana afincada en Holanda, Teatro Pavana. Personajes con zancos y grandes alas que bailarán al ritmo de la música. Además, ‘Troupé de la Merced’, ‘Orquestina de Valle’, ‘Tierra Segovia’, La Banda de la Unión Musical Segoviana y ‘Los Batucones’, inundarán de ritmo el recorrido de la comitiva.

Una vez más, se hará partícipe en la Cabalgata a los tres grandes monumentos de la ciudad. En la Plaza Mayor, la Catedral también será la protagonista, junto a la ‘Caja Mágica’, de efectos visuales en sus cimientos; y una vez llegados a los pies del Acueducto, los Reyes Magos, serán recibidos entre explosiones de confeti, globos y, como no, los gritos de los niños que les esperan. Antes de este momento, pasarán por las calles Daoiz, la Plaza Mayor, Cronista Lecea, San Agustín y San Juan.

En Segovia, este año se repartirán más de 1.500 kilogramos de caramelos, entre los que se encuentran dulces convencionales, carbón y caramelos sin azúcar. Además, se están preparando unas mil bolsas individuales que entregarán los Reyes Magos a los niños cuando les pidan los regalos en la audiencia que cada año realizan a los pies del Acueducto que se estima que comience entre las 20:15 y las 20:30 horas, aproximadamente.

Para finalizar, una pantalla gigante en Santa Columba, permitirá visualizar desde la salida del Alcázar, a aquellos que decidan acudir directamente a la Plaza del Azoguejo.