El número de alumnos matriculados en los cursos preparatorios de acceso a las enseñanzas de Formación Profesional se ha duplicado en un año, al pasar de 650 a los 1.059 estudiantes del curso pasado, ya que la convocatoria para este año está abierta hasta el 29 de diciembre.

Así lo ha señalado el director general de Formación Profesional de la Junta, Marino Arranz, quien consideró que esta iniciativa «recuperadora» de alumnos «está interesando» y sirve para luchar contra el fracaso escolar.

Se trata, dijo, de dar «una segunda oportunidad» a los alumnos que están abocados a abandonar el sistema educativo. El curso pasado, de los que lo cursaron aprobaron el 60% la prueba de acceso, mientras que los que la hicieron sin haber acudido al curso solo la superaron en un 30%.

Los alumnos que estén interesados en asistir a estos cursos preparatorios pueden solicitar plaza hasta el 29 de diciembre, según la Resolución que publicó el Boletín Oficial del Estado de Castilla y León en 30 de noviembre.

 

15 centros para la formación

Según esa resolución, serán quince los centros públicos que impartirán este curso que se prolongará desde el 18 de enero y hasta el 11 de junio de 2010 en los institutos Vasco de Zarza de Ávila; Valle de Tiétar de Arenas de San Pedro, en esta misma provincia; en el Conde Diego Poncelos de Burgos capital y el Juan Martín el Empecinado en Aranda de Duero; también en el Juan de la Enzina de León y Virgen de la Encina de Ponferrada; así como en el Jorge Manrique de Palencia; en el Santa Maria La Real de Aguilar de Campoo; el Fray Luis de León de Salamanca; el María Moliner de Segovia; el Virgen del Espino de Soria; La Rambla de San Esteban de Gormaz; el Arca Real de Valladolid; el Emperador Carlos de Medina del Campo y en el IES Universidad Laboral de Zamora capital.

Además, otra fórmula de «recuperación», según Arranz, son los programas de cualificación profesional (PCPI), donde este curso están matriculados más 5.000 alumnos en los dos niveles de los programas de cualificación profesional (PCPI), que permiten obtener una titulación a aquellos alumnos que, debido al fracaso escolar, han salido del sistema educativo. Esta vía les permite lograr una cualificación para entrar en el mercado laboral, según manifestó el director general de Formación Profesional de la Consejería de Educación.

En concreto, el primer nivel de estos PCPI lo cursan 4.600 estudiantes, generalmente llegados desde los últimos cursos de la ESO, que desean ingresar en el mercado laboral a través de alguno de los 28 títulos de cualificación profesional, donde generalmente los más demandados son aquellos relacionados con la atención social a domicilio, la hostelería o el sector agrario. De ellos, el 53 por ciento son hombres y el 47 mujeres, según explicó Arranz.

Mientras, en el segundo nivel de estos programas se da la posibilidad al alumno de obtener el título de Secundaria para poder acceder a alguna de las titulaciones de grado medio de Formación Profesional.

Además, Marino Arranz auguró que las matriculaciones para realizar estos cursos preparatorios de acceso a FP superior se incrementaran debido a la crisis económica y el aumento del paro.

El director general de FP recordó que estas medidas, puestas en marcha para dar alguna salida a aquellos alumnos que no lograban terminar la Educación Secundaria, plantean la Formación Profesional como una vía «recuperadora» para aquellos estudiantes que estaban abocados a abandonar «precozmente» la educación.