Con la entrada en vigor de la nueva Ordenanza Municipal de Huertos de Ocio (aprobada por el Pleno el pasado mes de mayo) los hortelanos, adjudicatarios de los Huertos de Ocio, tendrán la obligación de realizar compostaje con los restos vegetales que se produzcan en sus parcelas. Por eso y para seguir avanzando en la sostenibilidad, el Ayuntamiento organiza un taller formativo sobre compostaje que les ayude a cumplir con sus obligaciones y les permita ampliar sus conocimientos sobre agricultura ecológica.

Para facilitar la participación se proponen dos ediciones del taller, una en cada área de huertos, una en días laborables y otra en sábado. Las primeras sesiones tendrán lugar el miércoles 12 de junio a las 17:00 horas en la Huerta del Baño y el sábado día 15 en la Huerta de la Hontanilla a las 10:00 horas. En septiembre, el miércoles 18, se volverá a invitar a los hortelanos de la Huerta del Baño y el día 21 de ese mes a los de la Huerta de la Hontanilla.

El taller que impartirá el biólogo y agricultor ecológico, Jorge Fernanz, supervisado por los técnicos municipales de la Concejalía de Medio Ambiente, pretende formar a los hortelanos en el conocimiento teórico del compostaje, la acción de compostar y de mantener un compostador, la ejecución real y la práctica de un compostador.

Al final del taller se pretende que todos los asistentes sean capaces de hacer un compostador con materiales sencillos, incluso reciclados o reutilizados, y que conozcan básicamente su manejo y objeto. En cada taller se construirá uno o dos compostadores que quedarán en uso en los propios huertos.

En el taller se explicaran las técnicas de compostaje siguiendo el uso y cultivo hortícola ecológico, en el que no se podrán emplear elementos extraños para el control, aceleración y/o maduración del compostaje. Asimismo, el propio compostador, en su estructura, no podrá contener elementos no permitidos en los huertos como el uso de plásticos de cobertera ni forzado.

Segovia cuenta con 54 huertos de ocio, parcelas municipales de 65 m2 de media, que contribuyen a mantener el paisaje tradicional de la ciudad a la vez que se evita la desaparición de un viejo oficio.