Los habitantes de Castilla y León hemos demostrado, una vez más, nuestra pasión por un estilo de vida sano y una dieta saludable. Según una encuesta reciente, somos los que más fruta consumimos de toda España con 323 kilos al año. Esta cifra nos sitúa a la cabeza del ránking español y 64 kilos por encima de la media nacional, establecida en los 259 kilos de fruta consumidos al año.

En segundo lugar se sitúan los Gallegos, con 293 kilos de fruta por habitantes; seguidos por Madrileños (274,5 Kg); País Vasco (266,4 kg.) y Cataluña (260,3 kg.), mientras que Andalucía y Valencia son las comunidades donde menos fruta se consume, ya que cada hogar compró en el último año apenas 233,7 kg. y 215,4 kg. respectivamente.

Otra de las conclusiones que se desprende de este estudio, es que, pese a que hasta julio de este año el precio de la fruta había bajado en el 0,72%, respecto al mismo periodo del 2009, los españoles han comprado 5,4 kilos menos de fruta (entre Julio de 2007 y Julio 2008 el consumo medio fue de 264 kg. por hogar).

Aún así, hay frutas que parecen fumigadas contra la crisis: cerezas, aguacate, uvas, fresas, kiwi, piña, limones, melón y sandía; la mayor parte ha conseguido aumentar su consumo mediante disminución del precio, y sólo el melón y la sandía han logrado un aumento en su consumo a pesar del incremento en precio de +6,3% y +13,5% respectivamente. Las frutas más populares siguen siendo los plátanos, las naranjas y las manzanas.

A nivel internacional, los españoles son los mayores consumidores de fruta entre los cinco mayores países europeos, seguidos de lejos por otro precursor de la dieta mediterránea, los italianos, con 203 kg. de fruta en un año, mientras ingleses, franceses y alemanes no llegan a los 100 kg. anuales por hogar.