La Junta de Castilla y León ha eliminado el llamado céntimo sanitario solo a los transportistas de mercancías y pasajeros y taxistas, de manera que se les devolverán los 4,8 céntimos de euro + IVA que abonan en las estaciones de servicio por litro de gasóleo expendido a partir del 1 de enero de 2013. El resto de los conductoes tendrán que seguir pagando los casi 6 céntimos más que cuesta el litro de gasolina por causa de este impuesto de la Junta. Ésta es una de las novedades del proyecto de ley de Medidas Tributarias y Administrativas para 2013, llamada ley de acompañamiento de los presupuestos, que ha conocido el Consejo de Gobierno y presentó en la rueda de prensa posterior la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, quien remarcó la progresividad del modelo fiscal de la Comunidad.

Respecto del llamado céntimo sanitario, en vigor desde el 1 de marzo de este año, Del Olmo explicó que la Junta no puede renunciar a una recaudación de 80 millones de euros, que es la prevista de aquí a finales de año, pero destacó que se atienden las reivindicaciones de los profesionales en el sentido del sobrecoste que suponen los 4,8 céntimos de euro más el IVA por litro de gasóleo y se opta por la devolución. La consejera precisó que es la Agencia Tributaria quien devuelve la cuantía y, según los datos de que disponen, se suele producir a mes vencido.

La eliminación del céntimo sanitario era una de las peticiones de la oposición socialista, con quien la Junta mantiene abierta la negociación del modelo fiscal, pero la consejera recordó hoy que 14 comunidades autónomas tienen ese impuesto por el consumo de hidrocarburos y en nueve se tiene el tope más alto, como en Castilla y León. “El PSOE pide aquí lo contrario de Andalucía o Asturias”, afirmó, en referencia a comunidades en las que gobiernan.