Con el fin de eliminar la discriminación que padecen los afectados por el VIH en todos los ámbitos de sus vidas, este martes, 1 de diciembre, se realizarán diversas acciones de sensibilidad social en toda España con motivo del Día Mundial de la lucha contra el Sida.

Bajo el lema, ‘Detrás del sida hay mucha vida’ el Ministerio de Sanidad y Política Social pretende sensibilizar a la sociedad española para que se erradiquen las creencias y actitudes que fomentan el estigma y la discriminación.

Desde el Ministerio de Sanidad se ha reseñado en la importancia de acabar con el miedo, el rechazo y la ignorancia sobre esta enfermedad para conseguir que, las entre 120.000 y 150.000 personas infectadas por VIH en nuestro país, puedan encontrar un trabajo o asistir a cualquier instalación pública sin ninguna discriminación.

Según Sanidad el pasado año se notificaron 1.583 nuevos diagnósticos de esta enfermedad, de los que el 23,1por ciento se dio en mujeres y el 37 por ciento de los nuevos diagnósticos por infección por VIH en España se realizó en personas originarias de otros países como de Latinoamérica (16%), África subsahariana (11,1%) y Europa occidental (4,9%).

‘Si me besas te transmitiré ternura’, ‘si me contratas te transmitiré profesionalidad’ y ‘si jugamos juntos te transmitiré energía’ son algunos de los mensajes que se repetirán durante toda la jornada para tal fin. Durante esta celebración se insistirá también en la importancia del diagnóstico precoz de esta enfermedad con el fin de frenar la epidemia.

Mientras, el Gobierno regional se ha sumado a esta celebración, que pretende incidir en la necesidad de acabar con el estigma y la discriminación relacionados con los afectados por el VIH.

Los datos sobre el sida en Castilla y León, según las notificaciones recogidas en el registro regional de esta enfermedad, establecen un total de 2.854 casos acumulados a fecha 30 de junio de 2009, con una tasa de incidencia anual en 2008 cifrada en 12,3 casos por cada millón de habitantes. Los datos equiparables en el conjunto nacional son de 77.953 casos acumulados y una tasa de 26,1, señala un comunicado.

 

Llamada desde la Organización Médica Colegial

Por otra parte, bajo el lema “Acceso universal a los derechos humanos”, la Organización Médica Colegial hace un llamamiento a la necesidad de alcanzar la igualdad en el acceso a los tratamientos, atención y apoyo a los pacientes que viven con VIH así como a o bajar la guardia en la prevención.

En las últimas tres décadas, la epidemia de VIH-Sida ha sido objeto de una importante evolución y una gran preocupación por las autoridades sanitarias. Gracias a los avances en la investigación, los tratamientos antirretrovirales han permitido que el sida no origine tanta mortalidad como sucedía en los años 80 y 90. Hoy se muere menos gente de sida, sin embargo, el número de contagios ha aumentado en todo el mundo. Según cifras de ONUSIDA, el número de personas seropositivas en 2008 se estima alrededor de 33,4 millones y el número de infecciones nuevas en 2008 se sitúa en 2,7 millones (misma cantidad que en 2007)

Desde la OMC se apela a reforzar las medidas de prevención, especialmente dirigidas al uso del preservativo, y potenciar las intervenciones destinadas a promover la prueba del VIH, el consejo y el diagnóstico precoz de la infección en personas que hayan tenido prácticas de riesgo.

Por categorías de transmisión, el 34,4% de las personas que han desarrollado sida en 2008 se infectó por compartir material de inyección para la administración parenteral de drogas. El 34,9% se contagió por relaciones heterosexuales no protegidas. El 20,3% de los casos de sida se dio en hombres homosexuales.

El diagnóstico tardío, que supone el 37,3% de los nuevos casos de VIH en nuestro país, pone de manifiesto por un lado la necesidad de sensibilizar a la población, especialmente a los colectivos más afectados, de los beneficios que tiene el diagnóstico precoz y el acceso a los tratamientos, y por otro la importancia de identificar las barreras que impiden el acceso a las pruebas diagnósticas y normalizar su uso.

Para la OMC otro de los problemas prioritarios asociados al VIH es que alrededor del 70% de los pacientes presentan una infección por hepatitis C, la principal causa de la muerte de estos enfermos en los países desarrollados.

Por último, desde la OMC también se quiere resaltar la importancia de impulsar estrategias sociales que eliminen el estigma social que sufren estos pacientes, discriminados en sus entornos sociales y laborales, uno de los objetivos prioritarios en los que trabajan las ONG de los países desarrollados.

Después de tres décadas de lucha la mejor respuesta a la epidemia sigue siendo una combinación de intervenciones específicas en el ámbito sanitario, y social.