La lluvia caída esta tarde en la provincia de Segovia obligó a suspender varios pasos procesionales previstos en la capital y en la provincia. Las precipitaciones comenzaron sobre las 19 horas, pero su persistencia obligó a las cofradías a estudiar la conveniencia de anular los recorridos tras analizar la situación y constatar que no cesaba de caer agua del cielo.

Aunque se habían preparado plásticos para proteger las imágenes religiosas, la intensidad de la lluvia hizo a la Junta de Cofradías tomar una decisión conjunta y evitar que los cofrades y fieles también se vieran afectados por el temporal.

De este modo, el programa oficial de la Semana Santa segoviana, declarada de Interés Turístico Regional, se vio totalmente alterado. Las diez procesiones y el vía crucis por diferentes zonas de la ciudad se anularon, de modo que ninguno de los pasos llegaron a la catedral, donde estaba previsto que se quedaran durante la noche del Jueves al Viernes Santo. También en Cuéllar se suspendió el desfile procesional previsto para hoy. También, en otras muchas localidades de la provincia se optó por no correr riesgos.