El secretario regional del PSOE, Óscar López, se ha mostrado confiado en que Caja Segovia perderá parte de su idiosincrasia al integrarse en el SIP liderado por Caja Madrid y Bancaja, y en el que también se encuentra Caja Ávila.

El también diputado por Segovia, deseó “toda la suerte del mundo” a las dos entidades de la Comunidad que se adhirieron al SIP liderado por la caja madrileña y que la semana pasada recibió la autorización de la Junta de Castilla y León, pero advirtió de que “van a perder parte de su idiosincrasia”, insistió. “Caja Segovia es muy pequeña dentro de ese grupo y cuando uno se fusiona con un monstruo como Madrid, puede perderse parte de su identidad”, añadió. Por eso le deseó suerte para “que tenga la fortaleza que se merece Caja Segovia y se merecen los segovianos y los trabajadores”.

Siguiendo en su tesis, en declaraciones a Radio Segovia de la Cadena SER recogidas por Ical, López señaló que le habría gustado otro modelo para conseguir las fusiones de las cajas de Castilla y León. “A pesar de que en su día ya discrepé sobre ello, haré lo que pueda para que su identidad se vea afectada lo menor posible”, dijo.

El SIP en el que participan Caja Segovia y Caja Ávila fue autorizado por la Junta de Castilla y León el pasado jueves y el viernes se celebró en Valencia el primer consejo de Administración de la nueva entidad, denominada Banco de Financias y Ahorro S.A. También, la semana pasada se celebraron asambleas generales en Ávila y Segovia para aprobar la modificación de sus estatutos, para adaptarlos a la Ley de Cajas de Castilla y León y a la LORCA, de carácter nacional aprobada por el Gobierno el pasado verano. Los estatutos deberán recibir la aprobación de la Junta de Castilla y León y, antes de dos meses, tendrán que renovarse los órganos de gobierno de las dos entidades de ahorro.