El 56,8 por ciento de las actividades culturales que se llevaron a cabo el año 2012 en Segovia contaron con participantes de la Plataforma de Voluntariado Cultural que en la actualidad aglutina a más de 400 inscritos. Un estudio realizado por la leonesa afincada en Segovia, Maria Inés García Ramón, muestra que en total fueron 362 los voluntarios que se involucraron en la celebración de los 13 eventos culturales con mayor envergadura programados por diferentes organizaciones y que contaron con la plataforma que también coordina García Ramón.

Autora del primer censo de voluntariado cultural en Segovia, “único en Castilla y León”, esta Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y máster en Comunicación con Fines Sociales por la Universidad de Valladolid, resalta la amplia implicación de la sociedad segoviana y en concreto de la juventud a la hora de “vivir desde otro ángulo la amplia oferta cultural de la ciudad”. En su estudio ‘El voluntariado cultural como motor de desarrollo en una ciudad: Segovia’, señala que el 73 por ciento de los participantes en las actividades propuestas eran jóvenes entre 18 y 35 años, un 19 por ciento de los conocidos como ‘volunáticos’ tenían entre 36 y 50 años y un 8 por ciento son personas mayores de 51 años.

Destaca además, la presencia de mujeres que acceden a las labores de voluntariado cultural con un 64 por ciento de las inscritas a la Plataforma en contraposición con el género masculino que representa un 36 por ciento. “No obstante son datos que varían cada año, lo bueno que siempre a la alza”, explica en declaraciones a la agencia Ical.

Actividades en La Cárcel_Segovia Centro de Creación como Microteatro, el ciclo Puro Teatro o actuaciones musicales, pasando por los Laboratorios de Creatividad Ciudadana, la Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia (MUCES), Festival Folk Segovia, o el Ciclo de Mujeres que Transforman el Mundo, se nutren en gran parte de personas altruistas sin cuya colaboración en muchos casos no se podría llevar a cabo. Sin duda alguna son el el Festival Internacional de Títeres de Segovia ‘Titirimundi’ y la Noche de Luna Llena, los que albergan un mayor número de voluntarios. El primer caso, ‘Titirimundi’, siendo el primero a dar a conocer la figura del voluntariado en la ciudad, es gestionado desde la propia organización del festival que dirige Julio Michel y en la que se llegan a dar cita una media de un centenar de personas.

En el segundo de los casos, la Plataforma de Voluntariado Cultural que nació unida a la Candidatura a la Capitalidad Europea de la Cultura, Segovia 2016, coordina hasta 70 voluntarios en una sola noche. Este año, continúa la cuenta atrás para la celebración el próximo 20 de julio en la Alameda del Parral y bajo el lema ‘Ver-de Luna’. Pero también son otras muchas las citas que cuentan con voluntarios aunque en menor medida como las propias fiestas patronales de la capital o el Carnaval. Además, “algo característico del voluntariado cultural en Segovia es que participan familias y grupos de amigos que traen voluntarios nuevos cada año para disfrutar de una nueva forma de ocio participativo”, explica.

 

Un estudio único

Esta leonesa de 27 años, que se califica como una “enamorada de Segovia y de su impulso cultural”, aboga por la necesidad de llevar a cabo un estudio de los diferentes tipos de voluntariado de forma específica debido a la ausencia de estudios locales y provinciales al respecto. En este sentido evidencia, como ya lo hiciera la Plataforma de Voluntariado de España, que “no existe un registro con información veraz acerca del número de personas que practican los diferentes tipos de voluntariado, ni datos sobre sus diferentes perfiles o motivaciones”.

Respaldada por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Segovia, en donde trabajó como parte de la Oficina Segovia 2016, y con el respaldo de reconocidos entes culturales y personal cualificado, María Inés García llevó a cabo un estudio “único en Castilla y León”, puesto que ninguna otra capital de la región cuenta con un censo de voluntariado que pueda demostrar claramente sus beneficios sociales, culturales y económicos.

Y es que, “por cada euro invertido en apoyo a las personas que deciden ser voluntarias, devuelve a la sociedad un servicio por un valor equivalente a 7 euros”, subraya García Ramón señalando los datos del ‘Estudio sobre la Contribución del Voluntariado de la Comunitat Valenciana a la contabilidad Nacional’.

Nacida como asociación en el año 2011, la Plataforma de Voluntariado Cultural de Segovia inició su camino en 2008, de la mano de la primera celebración de la Noche de la Luna Llena, una de las actividades que pretendían enamorar al jurado a la Capitalidad Europea de la Cultura. Entre los proyectos realizados por la candidatura para lograr su objetivo se encontraba el de la creación de una Red de Voluntariado Cultural en Europa que impulsara la participación activa de la ciudadanía en la vida cultural a nivel europeo.

“Segovia quería dar esta oportunidad a sus ciudadanos y quería formar parte de las ciudades europeas que disponían de un programa de voluntariado cultural”, explica la coordinadora de la Plataforma quien señala que el principal objetivo de la misma fue la creación de un tejido de voluntariado cultural en la ciudad de Segovia que perdurase a largo plazo y fomentase el asociacionismo entre personas con intereses afines.