El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ha advertido que el Palacio de Congresos promovido por la Diputación Provincial en el complejo La Faisanera, a 6 kilómetros de la capital, elimina por completo las posibilidades de realizar en Segovia “la herramienta más importante de esta ciudad para los próximos cien años”.

Durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local, Arahuetes, aseguró que sin la infraestructura, la capital se convertirá “en un parque temático” y que “se va a desertizar” porque ninguna entidad pública ni privada querrá invertir en ella. Para el regidor municipal la decisión respaldada por la Junta de Castilla y León con 8 millones de euros, “mata el Palacio de Congresos de Segovia capital para toda la vida” y con ella las posibilidades de dinamización económica.

Actitudes “miserables” denunció el alcalde de Segovia para señalar que el otro elemento dinamizador de la ciudad, al Campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid (UVa), esté “encorsetado” con la falta de financiación para su segunda fase por parte de la Junta. En este sentido reprochó al Gobierno de Herrera la imposibilidad de la universidad pública de acoger a más estudiantes debido a la falta de espacio. “Los únicos dos elementos dinamizadores que tiene la ciudad, uno no lo hacen y otro ni lo desarrollan”, aseveró.

En respuesta a las preguntas de los periodistas, el alcalde de Segovia denunció los intereses de la Cámara de Comercio en la sociedad Segovia 21 como accionista de la misma “para tapar las vergüenzas”. Pedro Arahuetes reclamó información sobre lo que la entidad debe a la sociedad, los créditos que deben pagar, su deuda con Segovia 21 o la existencia de acreedores. “Hasta donde estáis enmierdados”, se preguntó.

“Esta sociedad se ha vuelto loca”, aseveró para hacer referencia a las críticas hacia la construcción por parte de la Asociación Provincial de Industrias de la Construcción de Segovia (APIC) y por el contrario, el apoyo manifiesto de la Agrupación de Industriales Hosteleros de Segovia (AIHS). “Los hosteleros que son los que tienen que estar en contra, están a favor, es de locos”.

A la vez que manifestó el apoyo recibido a su postura, el regidor municipal reclamó el apoyo de la sociedad y pidió a los medios de comunicación que actúen porque “si alguien no para esto, ustedes se van a acordar de esta rueda de prensa durante muchos años”. En este sentido, aseguró que si la capital se queda sin Palacio de Congresos “ustedes tendrán que ir a trabajar donde puedan”.