El número de viviendas vacías en Segovia en el año 2011 alcanzó las 18.964, lo que supone un 1,10 por ciento del total, y un 31,11 por ciento más respecto el año 2001. El porcentaje se sitúa por debajo de la media regional del 15 por ciento (con 258.451 viviendas vacías) y del nacional situado en 13,7 por ciento.

La provincia vio como entre 2001 y 2011 el censo de viviendas vacías aumentó en 5.031 inmuebles, siendo un 17,2 por cientos viviendas vacías en municipios de más de 20.000 habitantes, según el Censo de Población y Vivienda 2011 elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las comunidades con mayor porcentaje de viviendas vacías son Galicia (18,6 por ciento), La Rioja (18 por ciento) y Murcia (16,6), mientras que en el lado opuesto aparecen País Vasco (8 por ciento), Madrid (9,1 por ciento) y Navarra (11,5).

Por provincias, Soria, con 12.430 es la que tiene menos viviendas cerradas, seguida de Palencia (16.725), Segovia (18.964), Zamora (19.728) y Ávila (25.696). Por el contrario, León figura a la cabeza con 58.812, por delante de Valladolid (36.319), Burgos (35.990) y Salamanca (33.786).

Por otra parte, el número de viviendas en la región se incrementó entre 2001 y 2011 en 269.337, lo que supone una subida del 18,6 por ciento hasta alcanzar 1.718.752. Por su parte, en el conjunto de España el alza fue del 20,3 por ciento, hasta los 25,2 millones, según el Censo de Población y Vivienda 2011 elaborado por el INE.

El número de viviendas aumentó en los últimos diez años en todas las comunidades. Los mayores incrementos se dieron en Murcia (31,1 por ciento) y La Rioja (27,4 por ciento). Por su parte, Extremadura (13 por ciento) y País Vasco (14,4 por ciento) registraron los crecimientos más moderados.

Además, en el estudio de INE también se analiza la variación del número de hogares (viviendas principales), que en el caso de Castilla y León se sitúa en 1.037.966, lo que supone un incremento del 17,7 por ciento con relación a 2001. A nivel nacional aumentó en 3.896.523, un 27,5 por ciento más, y se sitúa en 18.083.692. Canarias, Baleares y Murcia son las comunidades autónomas con mayor crecimiento relativo de viviendas principales en la última década, con porcentajes superiores al 36 por ciento, mientras que Asturias, Castilla y León y Extremadura son las de un porcentaje de crecimiento menor, no superando en ningún caso el 18 por ciento.

En cuanto a viviendas secundarias, la distribución en el territorio es muy desigual. Valencia, con un 17,8 por ciento, seguida de Andalucía (17,1 por ciento), Cataluña (12,8 por ciento) y Castilla y León (11,5 por ciento) concentran más la mitad de todas las viviendas secundarias. En la región se contabilizan 422.335 viviendas secundarias, 71.201 más que en 2001.

Además, la diferencia de viviendas secundarias del Censo 2011 respecto a las de 2001 refleja dos realidades diferentes. Existen por una parte comunidades como Castilla y León, Galicia, Andalucía y Valencia que han visto aumentar claramente su cifra de viviendas secundarias, mientras que otras comunidades como Comunidad de Madrid, Cataluña, Canarias y Baleares han visto como esta cifra se reducía.

Comparando las viviendas secundarias con el total, Castilla y León ocupa el primer lugar con un 24,6 por ciento. Los porcentajes más bajos de viviendas secundarias se dan en Ceuta, Melilla y el País Vasco. En general, las provincias con menores cifras de población han sido las que tienen un porcentaje de viviendas secundarias más elevado. En este sentido destaca Ávila, donde las

viviendas secundarias representan algo más del 40 por ciento del total. En los primeros puestos también se sitúa Soria (33,9 por ciento), Segovia (32,9 por ciento), Zamora (28,5 por ciento), Burgos (25,9 por ciento) y Salamanca (25,1 por ciento). Por el contrario, las tres provincias vascas junto con Madrid, Barcelona y Sevilla tienen un porcentaje de viviendas secundarias inferior al 7%. Dentro de la región Valladolid, con un 12,4 por ciento, es la provincia con menor porcentaje de viviendas secundarias en 2011.