Promover el deporte como alternativa para el tiempo libre, que sirva de referencia a un estilo de vida saludable y activo entre los jóvenes, es uno de los objetivos de la Concejalía de Educación y Juventud, por eso en el Programa Primavera Segovia Joven no faltan las actividades en las que en la base está el ejercicio físico.

El programa se desarrolla en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través del Plan Nacional sobre Drogas, cuya finalidad es prevenir hábitos nocivos en los adolescentes y jóvenes, así como el fomento de un uso responsable y saludable del tiempo libre.

Una de las iniciativas, surgida a propuesta de quienes han participado años anteriores en el Programa de Primavera, es la Marcha Nórdica, un primer contacto con este deporte surgido a partir de la práctica del esquí de fondo.

La Marcha Nórdica, también conocida como SauvaKävely, se originó en Finlandia en los años 50, cuando los esquiadores de fondo idearon un entrenamiento de cara al verano en el que simular la idea de deslizarse a la vez que se camina con bastones.

Entre los beneficios de la práctica de este deporte se encuentra: prevenir la obesidad, la hipertensión, la osteoporosis y la diabetes tipo 2; mejorar la circulación de la sangre y el rendimiento del corazón; y hacer un uso más eficaz de la masa muscular del cuerpo, de piernas, brazos y espalda.

Un grupo de 30 jóvenes, de entre 18 y 35 años, se han sumado a esta iniciativa que combina el ejercicio físico y el conocimiento del entorno natural e histórico de la Sierra de Guadarrama. La marcha comenzaba en el aserradero de Valsaín hacia el Cerro del Puerco donde los guías explican los acontecimiento históricos vividos en esa zona durante la Guerra Civil. De ahí a la Chorranca, un salto de agua a 1.600 metros de altitud, para continuar hasta el mirador del Cerro del Moño de la Tía Andrea desde donde observar la fauna característica de los Montes de Valsain y la orografía de la zona, los picos y montes que forman la Sierra de Guadarrama.

Precisamente, esa combinación de deporte y conocimientos de historia, naturaleza y usos tradicionales del pinar es lo que más y mejor han valorado los participantes de esta actividad organizada por la Concejalía de Educación y Juventud del Ayuntamiento de Segovia.