La empresa Philips llevará a cabo en Segovia una auditoría del alumbrado público por diferentes zonas de la ciudad para determinar el estado del mismo y eliminar la contaminación lumínica. El Ayuntamiento de Segovia ha suscrito un convenio con la empresa que además estudiará la iluminación monumental para dar posibles soluciones. La concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, señaló que en el caso de la ciudad, son los monumentos los que pueden llegar a ocasionar un mayor nivel de contaminación lumínica, aunque señaló “que no conviene adelantarnos a los resultados” y que, en todo caso, se trata de un estudio que marque posibles pautas de actuación de cara a un futuro

El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes y el director general de Philips, Eduardo Mataix, firmaron el convenio de colaboración en el que durante dos meses la empresa realizará una serie de estudios que permitirán valorar económicamente las propuestas que se pondrán en conocimiento del Ayuntamiento.

Maroto, incidió en la importancia de este acuerdo que “supondrá el inventario de los elementos del alumbrado público que existen en Segovia”, con la correspondiente toma de datos que les permitirá hacer los cálculos lumínicos y ofrecer la mejor solución, tanto las fuentes de luz a utilizar, como las más eficientes y no contaminantes.