Las exportaciones segovianas descendieron un 12% en 2009 respecto al año anterior. En total, las empresas segovianas exportaron el pasado año 190,8 millones de euros, un descenso porcentual tres puntos inferior al registrado de media en España durante el mismo periodo. Los motivos del descenso son la crisis económica y la ralentización de la actividad económica que se salda en que, a pesar de que en Segovia se han cerrado más exportaciones en cuanto a número de operaciones, en concreto un 4% respecto a la cifra récord de 2008, el balance final en cuanto a facturación es inferior. En otras palabras, Segovia mantiene alta su actividad exportadora pero el valor medio de cada operación desciende levemente.

Por destinos, las exportaciones segovianas están excesivamente focalizadas en los países de la UE, donde se dirige casi el 80% e la actividad exportadora provincial. Al tratarse de países igualmente afectados por la crisis las exportaciones a la zona euro han caído casi en paralelo al balance total, un 16%. En cambio, se percibe un importante incremento del 36% en Africa (especialmente por el cierre de importantes operaciones con Marruecos y Túnez) y un 56% en Asia (incremento de exportaciones a Emiratos Árabes).

Por partidas, un año más los derivados de celulosa encabezan el ranking, seguidos de las plantas de fresa y los aislantes para tendidos eléctricos, como principales partidas arancelarias. La traducción a los 18 primeros productos nos permite ver en maryo detalle los punto fuertes de la exportación. Para la Cámara, la situación del comercio exterior en Segovia es alentadora, las series históricas indican que la provincia es la quinta de España que más ha aumentado sus ventas al exterior en el periodo 2000-2009, por encima del 200%. A pesar de la crisis, las empresas segovianas incrementan año tras año sus operaciones con terceros países, con más presencia en más mercados y con aún mucho mercado por abarcar en los países emergentes, especialmente China y Latinoamérica.

En cuanto a las importaciones, las partidas adquiridas al exterior ascendieron en 2009 a  235 millones, prácticamente la misma cantidad que la registrada en 2008. El papel y la madera son las principales partidas importadas, siendo Portugal el principal cliente. Se trata acaso de la novedad más destacada; Portugal desbanca a Francia o Alemania y se convierte en el principal país proveedor, en parte por operaciones vinculadas con los sectores arriba mencionados de la celulosa y la madera. Otra nota destacable es la caída en picado de las importaciones desde China, que pasa de  32 millones en 2008, a poco más de 7 en 2009, lo que la lleva de la tercera a la novena posición en el ranking, en este caso, vinculado por la crisis de la construcción y el freno de las importaciones de acero.