Los soldados de la Academia de Artillería celebraron la fiesta de Santa Bárbara con un desfile por diferentes puntos de la ciudad, y a los que acompañaron diferentes autoridades civiles segovianas. Soldados profesionales y alumnos de las escalas básica y superior de la Academia participaron en los actos, que arrancaron en el patio de órdenes de la Academia de Artillería.

Allí se rindió homenaje a los militares fallecidos en acto de servicio con la colocación de coronas de flores. Además se entregaron condecoraciones a 15 oficiales, suboficiales y soldados destinados. Desde este inmueble, situado en la calle de San Francisco, los militares se dirigieron desfilando hasta la iglesia de San Martín, en la Plaza Mayor, pasando junto al Acueducto y a lo largo de la calle Real, siendo recibidos por numerosos segovianos que se encontraron con la marcha castrense.

Tras la misa oficiada por el obispo de Segovia, Angel Rubio Castro, en la iglesia de San Martín, los soldados completaron la formación en un acto que estuvo presidido por el teniente general jefe del Cuartel General del Componente Terrestre de la OTAN en Madrid, Cayetano, Miró Valls, junto al director de la Academia de Artillería, general Ricardo Sotomayor Sáez.