“Ya que el don de la pintura no me ha sido concedido, soy incapaz de perpetuar con ella las sugestivas emociones que he sentido, por lo que me valgo de la fotografía”.

Así describe el fotógrafo Mariano Gómez de Caso la intencionalidad de la muestra, que este mismo autor, mantendrá hasta el 17 de diciembre en la sala de exposiciones temporales del Museo Rodera Robles.

Un total de 45 fotografías componen la exposición que contiene encuadres con temas de la ciudad más o menos originales, “que raramente veo en las múltiples exposiciones que, a lo largo de los años se presentan, tanto de fotografía como de pintura».

En estas fotografías, el autor recoge imágenes atípicas de la ciudad como el Acueducto cayendo a causa de un terremoto; la torre de catedral como una paja llevada por el viento; la torre albarrana del Alcázar, que vigila el barranco del Clamores, se transformaba en un gallo de pelea; el puente de la Moneda maltrecho por una terrible avenida…, entre otros.