La Comunidad Autónoma ha declarado a lo largo del primer semestre de 2013 seis nuevos casos de sida, cifra provisional recogida por el registro autonómico de esta enfermedad. Es, de momento, un número muy inferior en comparación al año anterior cuando hubo 30 personas que contrayeron esta enfermedad. En la actualidad, Castilla y León acumula un total de 3.035 casos desde 1981, lo que supone una tasa de 1.192 por cada millón de habitantes.

Los casos declarados en años anteriores fueron 30 en 2012 (con una tasa anual por cada millón de habitantes de 11,73); 29 en 2011 (11,33); los 47 de 2010 (18,16); y 67 casos en 2009 (una tasa de 26,14 por cada millón de habitantes). Con motivo del ‘Día Mundial del Sida’, que se celebra mañana domingo, y que lleva por lema «Juntos podemos llegar a cero. Hazte la prueba», ya que busca reducir el número de infecciones y, por lo tanto, el de las muertes relacionadas con eta enfermedad.

La Junta de Castilla y León, consciente de la relevancia de la detección precoz del virus de la inmunodeficiencia humana, mantiene una vía de colaboración con el Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de la Comunidad para la realizar la prueba rápida del VIH en 16 farmacias de las nueve provincias castellanas y leonesas.

Esta red completa los dispositivos diagnósticos del sistema regional de salud y, entre diciembre de 2010 y el actual mes de noviembre, ha facilitado la realización de casi 3.000 test, exactamente 2.998, cuyo reparto provincial es el siguiente: Ávila, 79; Burgos, 344; León, 494; Palencia, 120; Salamanca, 745; Segovia, 120; Soria, 121; Valladolid, 892; y Zamora, 83.

El ‘Día Mundial del Sida’ sigue siendo ocasión elegida por autoridades, organizaciones ciudadanas y colectivos sanitarios y sociales para fomentar la concienciación pública y la implicación de la sociedad. De esta manera, los mensajes preventivos cobran especial protagonismo para fomentar el acceso a la detección precoz y a los servicios asistenciales, disminuir el retraso en los diagnósticos y aumentar la adherencia a los tratamientos, todo ello como vías para mejorar la esperanza y la calidad de vida de las personas afectadas por el virus de la inmunodeficiencia adquirida.

La Junta de Castilla y León recuerda que el acceso a la detección precoz del VIH/sida es fundamental para la prevención de nuevos contagios. No en vano, la mitad de los nuevos contagiados en España se deben a portadores que desconocían su condición. El lema de la jornada mundial incide en la importancia del diagnóstico temprano, tanto como medio para evitar la transmisión de la enfermedad como fórmula para que el inicio más rápido posible de los tratamientos existentes colabore a mejorar la evolución y la calidad de vida de las personas infectadas, incrementando su supervivencia.

En este sentido, los datos del año 2012 indican que el 61,54 por ciento de los diagnósticos de sida coincide con el descubrimiento de su condición de portador del VIH por parte del paciente (en 2011, el porcentaje fue del 58,62 por ciento y en 2010, del 60 por ciento), con una media de diez años de infección en ese porcentaje de afectados que, coincide con el período medio de incubación de la enfermedad.

 

Cambios de hábitos

Atendiendo a los datos estadísticos referidos a edad y comportamiento de riesgo más frecuentes de los últimos años, la epidemia de sida puede calificarse más como una enfermedad de transmisión sexual, ya que la mayoría de los casos tiene su génesis en comportamientos de riesgo sexuales, ya sean éstos heterosexuales u homosexuales, superando a los que tienen como causalidad el uso compartido de utensilios para la administración de drogas intravenosas.

Siempre es conveniente recordar las prácticas de riesgo que puede propiciar el contagio de esta enfermedad: no usar preservativo en relaciones sexuales con penetración (vaginal, anal u oral); el riesgo de infección aumenta si, además, la persona presenta otras infecciones de transmisión sexual (gonorrea, sífilis y herpes, entre otras); compartir objetos cortantes o punzantes que hayan estado en contacto con sangre infectada: jeringuillas, agujas, otros materiales de inyección o instrumentos para la acupuntura, tatuajes o ‘piercings’ no controlados sanitariamente; y de una madre VIH positiva a su hijo/a durante el embarazo y el parto.

Por sexos, el 78,4 por ciento de los casos son varones y el restante, mujeres y en lo referido a grupos de edad, el que recoge una mayor acumulación histórica es el de la horquilla de entre 25 y 40 años; sin embargo, los datos de los tres últimos años -2010, 2011 y 2012- reflejan cambios en este sentido ya el 50 ciento de los nuevos diagnósticos de sida recaen en personas mayores de 40 años.

En lo referido al comportamiento de riesgo más frecuente, los registros acumulados desde el inicio de la epidemia mantienen a los usuarios de drogas, con el 65 por ciento de los contagios, como los más numerosos aunque también, en los últimos años, esta tendencia ha cambiado, de manera que la transmisión heterosexual se ha convertido en el principal comportamiento de riesgo, con el 44,68 por ciento del total en 2010; el 24,14 por ciento en 2011; y un 40 por ciento provisional durante el año pasado.

También el sistema de información de nuevas infecciones por VIH. de Castilla y León ha recogido 123 nuevas pacientes infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (en 2011 fueron 158 y en 2010, 134). siendo las tasas por millón de habitantes de nuevas infecciones por VIH de 48,31 el año pasado; de 61,76 en 2011; y de 52,35 de incidencia anual durante el ejercicio de 2010.

 

Evitar contagios

El lema y los mensajes en esta ocasión del ‘Día Mundial del Sida’ se refieren especialmente a la importancia de la detección precoz de la infección como vía para evitar contagios y acceder más rápidamente a tratamientos de mejoren la calidad de vida de los pacientes y su supervivencia.

Pero no hay que olvidar otros objetivos como seguir disminuyendo la discriminación y la estigmatización de las personas con VIH/sida, especialmente en el ámbito laboral, para lo que es imprescindible garantizar los derechos sociales y laborales de las personas afectadas como medio para seguir avanzando en la normalización.

Una nota de la Consejería de Sanidad insiste en que el virus no se transmite en ningún caso a través de besos, abrazos, caricias, darse la mano o tocarse; por medio de lágrimas, sudor, saliva, tos o estornudos; usar objetos de uso común (teléfonos, cubiertos…,), ropa o alimentos; de compartir duchas, lavabos, WC, piscinas, instalaciones deportivas, centros laborales, colegios, establecimientos públicos o cualquier otro lugar; a través de animales, mosquitos u otros insectos; ni por medio de recibir o donar sangre en países, como España, en los que estos procesos están adecuadamente controlados.

La enfermedad no es causa ni justificación para ninguna discriminación, ya sea ésta afectiva, laboral, social, sanitaria… y, además, en el caso de que existan algún tipo discriminación pública, la ley ampara a las personas que la sufran.

La Junta colabora, en el marco de las intervenciones de la Consejería de Sanidad para la prevención y el control del sida, con diferentes colectivos ciudadanos en el desarrollo de programas sociales, habiéndose dedicado a este fin en 2012 casi 400.000 euros.

Estas intervenciones se dirigen a la reducción de riesgos de transmisión parental y sexual en colectivos afectados, en colaboración con la Asociación Castellana y Leonesa de Ayuda a la Drogadicción (Aclad) y de la Asociación para la ayuda, prevención y readaptación de enfermos drogodependientes (Apared).

En cuanto a la educación afectivo-sexua, el teléfono de contacto es el 900 131 415 que está atendido por el Comité Antisida de Zamora. La atención socio-sanitaria en casas de acogida a enfermos de sida se presta por Aclad en Valladolid y por el Ayuntamiento de Burgos a través de ‘La Encina’. El voluntariado social está canalizado por la Federación de Comités Antisida de Castilla y León, para el desarrollo de actividades preventivas por parte de movimientos asociativos ciudadanos, incluidos los actos organizados en la Comunidad con motivo de este ‘Día Mundial del Sida’.