Francisco Vázquez, presidente de la Diputación de Segovia se ha reunido esta mañana con el equipo directivo de la Diputación de Zamora, encabezado por su presidente, Fernando Martínez Maillo, para conocer los procedimientos de funcionamiento de las áreas de servicios sociales, infraestructuras, cooperación local y recaudación de ambas instituciones provinciales. Martínez ha querido reconocer la importante labor de la Diputación Provincial de Segovia en materia de servicios sociales, un área que ocupa el 50% del personal y del presupuesto de la institución provincial en Segovia y que Martínez ha definido como “un modelo que solo existe en Segovia”, ya que se ha “implementado una descentralización a través de equipos multidisciplinares que son un referente para el conjunto de las provincias de Castilla y León”.

El objetivo de esta reunión, tal y como ha apuntado Vázquez, es “intercambiar opiniones y coordinar servicios esenciales de nuestra comunidad autónoma para optimizarlos de la mejor manera posible”. Fernando Martínez, ha destacado la importancia de que “dos instituciones de ámbito provincial y de la misma comunidad autónoma, intercambien opiniones sobre temas esenciales que afectan a los ciudadanos”, y que se trata de un acto por el que se pueden aprender las cosas “buenas y que se pueden mejorar” en cada institución.

Por su parte, la Diputación Provincial de Segovia, ha destacado la importante labor que se está desarrollando en la provincial de Zamora, en cuanto a los comedores sociales, y que según ha apuntado Vázquez, “se trata de un modelo que nos interesa copiar desde Segovia”. Los “comedores de convivencia”, que así es como se conocen estas iniciativas; están financiados de forma conjunta por la Diputación Provincial de Zamora, los Ayuntamientos, y los propios usuarios que asisten a los 60 comedores distribuidos por toda la provincia, y que se han conformado como un lugar de encuentro social entre las personas que acuden a ellos. Además, estos comedores, permiten que las personas que asisten a ellos, principalmente jubilados, puedan seguir viviendo en su domicilio, sin tener que acudir a residencias de ancianos o centros de día.

Durante la jornada se han tratado otras cuestiones relacionadas con los planes provinciales de obras y servicios, el saneamiento y abastecimiento de aguas, la recogida de residuos sólidos urbanos, o los servicios de extinción de incendios, uno de los servicios más potentes en la provincia zamorana.

Finalmente, el presidente de la Diputación Provincial de Zamora se ha referido a la Ley Nacional de Reforma Local como una medida “necesaria, que protege al municipio desde el punto de vista económico”, ya que según ha apuntado Martínez, “garantiza la viabilidad futura del propio municipio” y no contempla la supresión de ayuntamientos. La nueva reforma, tal y como ha informado el presidente de la Diputación de Zamora, “establece unos criterios de gestión tan sencillos como que se presenten las cuentas anuales o la liquidación de año”, medidas que pueden afectar a “aquellos que peor gestionen”.