Castilla y León contabilizó 44 accidentes laborales mortales durante los once primeros meses del año 2010, lo que supone un incremento del 12,82 por respecto a los datos registrados en el mismo período del ejercicio anterior. También creció el número de accidentes graves, en concreto, el 3,83 por ciento, hasta alcanzar la cifra de 271 entre enero y noviembre de 2010, según informaron fuentes del Gobierno regional.

Sin embargo, gracias al descenso de los leves, que suponen la gran mayoría, la siniestralidad laboral cayó el 7,02 por ciento en la región, con 27.655 accidentes con baja. Un descenso que se produjo en las nueve provincias, especialmente, en León, con una caída del 16,14 por ciento, hasta los 5.621; Ávila, con el 11,17 por ciento menos y 1.201 accidentes; Zamora, con el 11,16 por ciento menos y 1.688; Zamora, con el 11,6 por ciento y 1.688; Segovia, con el 10,20 por ciento y 1.725; Palencia, con 7,87 por ciento y 1.942; Salamanca, con el 7,11 por ciento y 3.097 accidentes; Burgos, con el 3,99 por ciento menos y un total de 5.531 accidentes laborales; Valladolid, con el 3,67 por ciento y 5.565, y Soria, con el 3,31 por ciento y 1.285.

En concreto, los accidente leves se redujeron el 7,14 por ciento, al pasar de los 29.443 anotados hasta noviembre de 2009 a los 27.340 de 2010.

En cuanto a los mortales, León fue la provincia peor parada, con 13 siniestros, cinco más que el año anterior; seguida de Valladolid, con ocho, dos más; Burgos, con siete, lo que supone uno menos que en 2009; Salamanca, con seis, dos más; Zamora, con cuatro, dos más; Segovia, con tres, también dos más que en el período anterior; Palencia, con dos, frente a los cuatro del año anterior, y Ávila, con uno, la mitad que en 2009. Por su parte, Soria fue la única provincia en la que no se produjeron accidentes mortales, cuando el año anterior se habían registrado hasta la fecha cuatro.

León también fue la provincia en la que tuvieron lugar más siniestros graves (66), por delante de Burgos (51), Valladolid (42), Salamanca (26), Palencia (23), Zamora (19), Segovia (18), Soria (16) y Ávila (10).

 

Por sectores

En lo que se refiere a los sectores de actividad, del total de los 27.655 accidentes laborales que se produjeron en la región hasta noviembre el número más elevado correspondió a los servicios, donde se alcanzaron los 12.351, con una caída del 7,01 por ciento. La actividad industrial, con un retroceso del 6,82 por ciento, registró 8.233 siniestros con baja laboral. En la construcción, con 5.311, bajó el 11,69 por ciento; y en sector agrario, con 1.760, el 4,4 por ciento.

 

Enfermedades profesionales

Por otra parte, En la Comunidad se registraron 390 enfermedades profesionales, 83 menos que entre enero y noviembre de 2009. La mayoría se produjeron en León, con 120, 34 menos que en 2009. Por detrás, se sitúan Valladolid, con 73, una menos que el año anterior; Soria y Burgos, con 52 cada una, con 17 y 16 enfermedades menos que en el período anterior, respectivamente; Segovia, con 26 menos; Zamora, con 25, la misma cifra que hace un año; Palencia, con 20, con siete menos; Salamanca, con 17, dos más, y Ávila, con cinco, cuatro menos que el ejercicio anterior.

 

Accidentes ‘in itinere’

Finalmente, en los once primeros meses del año 2010 en la Comunidad se produjeron 2.663 accidente ‘in itinere’ con baja, lo que supone un descenso del 6,2 por ciento respecto al período anterior. De ellos, 16 fueron mortales, cinco más que los que se habían producido el año anterior. Otros 42 fueron accidentes graves, lo que supuso cinco menos que en 2009. Por último, los leves alcanzaron la cifra de 2.605 accidentes, 176 menos.