El historiador Clemente de Pablos Miguel defendió su tesis doctoral ante un tribunal presidido por el historiador de cine Román Gubern. Titulada “Cinematógrafo y cinematografía en Segovia y su provincia (1898-1985)” hace un repaso de la multitud de rodajes que ha acogido la provincia segoviana  e incluye un estudio sobre el cine en ámbitos desfavorecidos.

Ése aspecto es el más novedoso de la investigación que también aborda la llegada del cinematógrafo y otros aparatos anteriores, la evolución del séptimo arte en sus primeros años, la revolución de la llegada del cine sonoro, los rodajes y sus aspectos económicos, las relaciones entre la prensa y el cine, cómo se reflejan cuestiones de Segovia en películas, espectadores y cineastas segovianos, y otros temas relacionados con la cinematografía y Segovia.

La provincia no sólo ha sido, y sigue siendo, escenario de multitud de rodajes, hubo una época en la que llegó a haber 160 salas de cine. La tesis documenta 650 rodajes y los datos analizados permiten situar a Segovia en una lugar destacado dentro de la cinematografía española. Probablemente, puede ser la tercera provincia con mayor número de rodajes, tras Madrid y Barcelona.

La tesis ha rastreado decenas de miles de documentos en los archivos de Segovia, la Filmoteca Española o Pathé Gaumont. Clemente de Pablos Miguel, autor del estudio, ha conseguido diferentes reconocimientos por su labor investigadora en torno al cine. En el año 2000 obtuvo el ‘Racimo de las Artes’, es asesor histórico del proyecto Film Comission Castilla y León y pionero en implantar las primeras rutas turísticas cinematográficas sobre Segovia.