Las cifras de parados siguen aumentando en nuestro país. El número de desempleados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, al finalizar el mes de noviembre, ha subido en 60.593 personas en relación con el mes anterior.

En Castilla y León el número de parados en noviembre de 2009 ha sido de 175.695, de los cuales 8.490 pertenecen a Segovia. En este mismo mes pero de 2008, la cifra de parados era de 8.160 por lo que nuestra ciudad tiene en estos momentos 330 parados más que en el mes de octubre según datos del Instituto Nacional de Estadística, ofrecidos esta misma mañana como avance del Ministerio de Trabajo.

Es evidente que en estas cifras mostradas no aparecen los 114 desempleados que ayer mismo la choricera dejaba en el paro, en la que ha sido una de las mayores fábricas de Segovia y que ha parado tras más de cien años en funcionamiento, después de dos años y medio desde que entrara en proceso concursal.

En valores relativos, el incremento del paro es de un 1,59%. De esta forma el paro registrado se ha situado en 3.868.946. En noviembre de 2008 el desempleo se incrementó en 171.243 parados respecto al mes anterior. Por otra parte, desde noviembre de 2008, el paro se ha incrementado en 879.677 personas (29,43%).

Se trata de un dato positivo de paro en el tercer trimestre del año, aunque con muchos matices. El desempleo baja en 14.100 personas -un 0,3%-, con lo que el número total de parados se reduce a 4.123.300 personas. Se trata de la primera caída del paro desde el segundo trimestre de 2007.

Valoraciones

El Presidente de la Cámara de Comercio de Segovia, Jesús Postigo, ha lamentado la situación económica que estamos viviendo y ha hecho una valoración negativa del incremento de paro. «No hemos tocado fonod en esta crisis», asegura. Según Postigo, el incremento de paro, a parte del drama humano que supone, es más «una llamada de atención para todos los que lideramos las instituciones, que tenemos que contribuir a reactivar la ecomomía en Segovia».


Datos no tan buenos

Pese al buen dato que supone la caída del paro, otras cifras reveladas de la Encuesta de Población Activa no son tan positivas. Por ejemplo, el número de hogares con todos sus miembros activos en paro volvió a crecer, al aumentar en 18.200 respecto al trimestre anterior y se sitúa en los 1.136.500.

Además, continuó la destrucción de empleo, aunque a menor ritmo que en el primer semestre del año. El número de ocupados descendió en 74.800 personas, la mitad de descenso que en el segundo trimestre del año

La temporada turística se dejó notar en las positivas cifras que logró el sector servicios. Fue el único que ‘se salvó’ de la destrucción de empleo al crear 126.200 puestos. Además, el paro en este sector cayó en 60.800 personas.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha sido el primero en afirmar que el dato invita al optimismo, aunque haya que «verlo con cautela», y ha señalado que ahora lo que hay que hacer es sentar las bases para la recuperación económica.