El paro aumentó en 33.400 personas en 2009 en Castilla y León, un 25,11% más en comparación con el año anterior (en España el desempleo creció un 34,87%), con lo que el número total de desempleados se situó en 166.500 personas y la tasa de paro en el 14,5% (18,83% en el resto del país), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el caso de nuestra provincia, en Segovia, registra un aumento de un 9,88% de parados, mientras que la cifra de trabajadores activos asciende a 68.000, la quinta provincia de la región en la que más trabajadores en activo hay tras Valladolid, León, Salamanca y Burgos. Sin embargo, el número de parados es de 7.500 a cierre de 2009.

Durante el pasado año se destruyeron en Castilla y León 43.500 empleos, un 4,13% menos (-6,10 por ciento en el resto del país), alcanzando el número total de ocupados de 1.009.700 personas.

Por su parte, entre octubre y diciembre en comparación con el trimestre anterior el volumen de ocupados en Castilla y León descendió en 16.700 personas (-1,62 por ciento, frente a un -1,19 por ciento en España), mientras que el paro aumentó en 13.000 personas, un 8,47 por ciento (4,93 por ciento como media nacional).

Por su parte, el número de activos en Castilla y León disminuyó el ejercicio pasado en 10.100 personas, un 0,85 por ciento en términos porcentuales (-0,40 por ciento en España), con lo que la tasa de actividad se situó en el 54,57 por ciento, por debajo de la media nacional (59,76 por ciento).

 

Otro dato a tener en cuenta es que entre las comunidades en las que la tasa de paro femenina es mayor que la masculina, destaca Castilla y León con un 4,18%.