La nevada que caía sobre Segovia el pasado 21 de marzo obligaba al Ayuntamiento a aplazar la celebración del Día del Árbol que se conmemora ese día desde hace más de 100 años en todo el mundo y cuyo objetivo, principal, es crear conciencia sobre la importancia de los recursos forestales para el desarrollo de la humanidad.

Los más de 200 escolares de 4º y 5º de Educación Primaria de los colegios Nueva Segovia, Elena Fortún, San José y Eresma tendrán la ocasión de aprender a plantar y conocer algo más sobre el arbolado, las características de las plantas y el papel de los árboles y las masas forestales en los ecosistemas.

Sin cambios respecto al programa previsto, los estudiantes divididos en dos turnos, entre las 11:00 y las 13:15 horas, plantarán, principalmente, enebros y arbustos en el entorno del Lago y Castillo de Nueva Segovia.

Los valores ambientales en los grupos escolares causan el denominado efecto de educación inversa; los niños aprenden buenos hábitos ambientales que debido a su mayor capacidad empática, valoran mucho más que los adultos. Ellos siguen esas conductas positivas con el medio y exigen su cumplimiento a los mayores que les rodean.

Los alumnos de La Lastrilla visitaban el árbol plantado en la última edición de El Día del Árbol