La empresa Segovia 21 S.A tildó se “lamentable” lo que consideraron una “manipulación de datos” aportados por el grupo de UPyD Segovia en rueda de prensa sobre la gestión de la empresa y de las entidades públicas participantes en ella tales como la Diputación Provincial, Caja Segovia y la Cámara de Comercio. A través de un comunicado, Segovia 21 S.A. aseguró que la Diputación provincial no solo no ha perdido la cantidad citada por la agrupación política sino que gracias a la subasta pública de parte de las acciones que tenía en Segovia 21 S.A. realizada en el año 2006, ingresó en sus arcas algo más de 8 millones de euros, que destinó íntegramente a planes de inversión en infraestructuras de los municipios de la provincia de Segovia.

Además, señaló que las acciones, valoradas cada una de ellas en su día en 100 euros, todavía hoy y a pesar de la crisis económica tienen un valor que supera en más de un 50% este valor inicial; y que la Diputación Provincial sigue siendo socia mayoritaria del proyecto, con el 66,41% de su accionariado. En este sentido incidieron en que el proyecto criticado por los magentas generó más de 30 empleos directos que actualmente desarrollan su labor en el complejo, “amén de los múltiples contratos laborales y profesionales que están realizando las diferentes constructoras, y que se cifran en más de 100, o los múltiples emprendedores que se asientan en el Vivero de Empresas”, situado en la localidad segoviana de Palazuelos de Eresma.

Segovia 21 S.A. manifestó que, hasta el día de hoy, “no ha contado con ninguna subvención económica de ámbito público ni privado”, señalando que los casi 40 millones de euros invertidos en infraestructuras, “provienen fundamentalmente de fondos propios, nunca por aportación directa de la Diputación de Segovia ni de ningún otro ente público”.

Lejos de ser “negocios especulativos de inmobiliarias como comenta un representante de la formación política”, señala Segovia 21, sus objetivos se centran en el desarrollo urbanístico, ya finalizado, de parte de la finca de “Quitapesares” con el propósito fundamental de implantar el primer parque empresarial de la provincia de Segovia, con más de 185.000 m2 de edificabilidad, “el cual permitirá en su momento albergar empresas tecnológicas y de desarrollo socio-económico”. Asímismo, añaden, el proyecto prevé el desarrollo de un complejo hotelero vinculado al ámbito empresarial, un centro de convenciones y de formación empresarial de primer nivel, un gran vivero de empresas destinado a emprendedores y nuevos empresarios, un gran campo de golf que ya está siendo referente nacional de este deporte y del propio turismo vinculado al mundo del golf, y un parque residencial de viviendas con una densidad de ocupación situada muy por debajo de las posibilidades que objetivamente brindaban las normas urbanísticas de Palazuelos de Eresma. La comercialización de este último, señalan, provee de ingresos a la sociedad Segovia 21 S.A. para desarrollar el resto de programas.

Por lo que respecta a la operación de venta de suelo conformada con la empresa de ámbito regional Segóbrida del Eresma S.A., ésta se formalizó, después de realizar múltiples sondeos de mercado y ajustándose la venta a precio de mercado en base a las valoraciones que figuraban en el Plan Parcial (documento de acceso público), corroboradas por la propia tasación realizada por los técnicos del Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma. Y, finalmente indicar que, en el momento de saldar la cuenta de pagos con esta empresa, el valor dado a las acciones de la empresa se refrendó de forma independiente por dos tasadoras internacionales: Instituto de Valoraciones S.A. e I.M. Valora Consulting S.A.

Segovia 21 avaló sus operaciones contractuales señalando que todas éstas se encuentran avaladas por “consultoras del mayor nivel” como Ernst & Young o Deloitte, sin que hayan manifestado reparo técnico alguno, y dando “oportuna cuenta a los accionistas de la empresa, es decir, a la Diputación Provincial de Segovia, a la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Segovia y a Caja Segovia, ahora Bankia”.