La constitución del grupo Banca Cívica con Caja Navarra, Caja Canarias, Caja de Burgos, Caja Segovia y Caja de Ávila daría lugar a la sexta entidad de ahorro española por activos y a la quinta por patrimonio neto. En concreto y según los últimos balances de resultados publicados por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (Ceca), a septiembre de 2009, el sistema institucional de protección (SIP) integrado por estas cinco entidades contaría con 57.982,8 millones de euros en activos, y un patrimonio neto valorado en 3.862,2 millones.

Estas cifras suponen que Grupo Banca Cívica sólo sería superado en activos por La Caixa (271.620,6 millones), Caja Madrid (189.606,1), Bancaja (108.875,3), la integración de las cajas de Catalunya, Manresa y Tarragona (81.953,7), y Caja Mediterráneo (75.553). Asimismo, en patrimonio neto únicamente se situarían con mejores cifras La Caixa (20.817,8 millones), Caja Madrid (10.793,4), Bancaja (5.563,1), y Caja Mediterráneo (3.877,4).

La presencia de activos regionales en el SIP Banca Cívica, de ir de la mano las tres entidades castellanas y leonesas, superaría las aportaciones de las foráneas, con 25.421,6 millones de euros, frente a los 18.580,9 millones de Caja Navarra, y los 13.980,2 de Caja Canarias. En concreto, los activos de Caja de Burgos ascendían, en el periodo de análisis, a 12.466,8 millones de euros, los de Caja de Ávila, a 6.779,7 millones, y los de Caja Segovia, a 6.175.

Asimismo, el patrimonio neto de las tres cajas de la Comunidad alcanzaría los 1.713,5 millones, frente a los 1.259,5 de los navarros, y los 889,1 de los canarios, con 1.004,9 millones de la burgalesa, 389,3 de la abulenses, y 319,3 de la segoviana.

El beneficio obtenido por las cinco entidades durante los nueve primeros meses de 2009 (resultado del ejercicio atribuido a la entidad dominante), ascendió a 110,7 millones para Caja Navarra, a 72,3 millones para Caja Canarias, a 33,5 para Caja de Burgos, a 19,2 millones para Caja Segovia, y a 13,7 millones para Caja de Ávila.

La unión de las cinco cajas de ahorro en Banca Cívica daría lugar a un grupo con 5.713 empleados, atendiendo a la última memoria publicada por la Ceca, correspondiente al cierre de 2008, con 2.622 oficinas operativas. En concreto, Caja Navarra contaba con 1.972 trabajadores y 379 oficinas, Caja de Burgos, con 935 y 195, Caja Canarias, con 1.603 y 251, Caja de Ávila, con 662 y 128, y Caja Segovia, con 541 y 116. La entidad de Navarra dedicó ese ejercicio 50,5 millones de euros para su Obra Social, la burgalesa 29,2 millones, la canaria, 23,5, la segoviana, 11,6, y la abulense, 7,6.