Lejos de perder la fuerza con la que la marea verde se concentró por la mañana a los pies del Acueducto segoviano, cerca del medio millar de personas, según fuentes policiales, se concentraron por la tarde frente a la Dirección Provincial de Educación en Segovia para mostrar “el descontento generalizado” por los recortes en educación del Gobierno. Durante la convocatoria, celebrada en la plaza de José Zorrilla de la capital segoviana, los sindicatos mostraron su satisfacción por el seguimiento de la huelga en la provincia en Segovia y lo cifraron “como uno de los más altos” con un 70 por ciento en personal docente y un 65 por ciento en el alumnado, desde Infantil hasta la universidad.

El representante de CCOO, Óscar Sancho, manifestó su alegría “por la mayoritaria presencia en la calle”, y denunció intentos de amedrentar a profesores en prácticas instándoles a presentar justificantes de asistencia a la huelga. “¿Quién se lo va a firmar?,¿Rajoy?”, bromeó. Además, Sancho reivindicó la importancia de la educación pública “como una inversión” y aseveró “que no se puede perder una generación y si queremos de salir de esta debe de ser educando y no reprimiendo”.

Por su parte, Juan Antonio Alonso, representante del sindicato CSI-F, exigió al Gobierno y a la Junta de Castilla y León “que negocie y ajuste las condiciones que el Ministerio impone, las elimine o las suavice”, y en el mismo sentido lo hicieron desde UGT señalando que “ahora es el momento de que todos sumemos el esfuerzo y que nos mantengamos juntos en defensa de esta lucha y de la educación como motor de futuro”, concluyó su representante, Nicolás Gamínde.

Los cinco sindicatos convocantes de la huelga, CSI-F, UGT, CCOO, ANPE, y STES, representativos de la mesa sectorial a nivel nacional en educación y en Castilla y León, se mostraron contrarios a los datos ofrecidos por la Junta de Castilla y León y que situaron el seguimiento de la huelga al final de la jornada en un 22,95 por ciento del profesorado, 517 profesionales, y el 24,72 por ciento del alumnado; en Infantil y Primaria del 16,85 por ciento; en la ESO del 37,3 por ciento; en Bachillerato del 33 por ciento, y en ciclos formativos del 31,6 por ciento.

 

PSOE

Por su parte, el PSOE de Segovia aprovechó la ocasión para mostrar su apoyo a las protestas de estudiantes y profesores contra «unos recortes en educación del PP» que calificó de brutales.  El secretario general del PSOE en Segovia, Juan Luis Gordo, afirmó que “la huelga convocada por las centrales sindicales con mayor representación en el sector de la educación, paro que por primera vez convoca a todo el ámbito educativo, tiene razones de ser más que sobradas y los socialistas apoyamos la protesta”.  En este sentido, Gordo remarcó que “el Gobierno de Rajoy trata de desmantelar nuestro sistema de educación pública y de calidad que tantos años ha necesitado para gestarse”.