La Consejería de Sanidad implantará a lo largo de este año un sistema de consultas online, sms y telefónicas centrado en tres procesos: resultados de pruebas diagnósticas; seguimiento de determinadas patologías en pacientes crónicos y consultas meramente administrativas. El servicio se pondrá en marcha de manera gradual y mejorará la accesibilidad del paciente al sistema, ya que le evitará desplazamientos innecesarios, al tiempo que agilizará las consultas. En paralelo, también se establecerá un sistema de interconsulta entre profesionales, según avanzaron a Ical fuentes de este departamento.

El desarrollo del servicio está ligado a la puesta en marcha de la historia clínica compartida entre Atención Primaria y Especializada que ya está funcionando en algunas áreas de salud, caso de Valladolid, pero no en toda la Comunidad. Precisamente, ésta será también una de las prioridades de la Consejería para el próximo ejercicio.

El proyecto nacerá ligado al desarrollo de la Estrategia de atención al paciente crónico y patológico, que acaba de recibir el visto bueno del Gobierno autonómico. Con ella, Sacyl prevé mejorar y agilizar la atención a los pacientes crónicos y con varias patologías asociadas, para lo que coordinará los dos niveles asistenciales, al tiempo que implicará al propio enfermo y a sus cuidadores en el control de su patología. Entre otras novedades, el documento fija la creación de unidades específicas en todos los hospitales, una escuela de pacientes y el refuerzo de la coordinación sociosanitaria.

La idea es arrancar el modelo de la mano de esta estrategia para después generalizarlo al resto de la población. “Queremos apoyarnos y aprovechar las nuevas tecnologías para trámites que no requieren que el paciente acuda de forma presencial a su centro de salud o a la consulta hospitalaria. A él le vamos a ahorrar tiempo y desplazamientos, teniendo en cuenta, además, las características de dispersión de la Comunidad”, precisó a Ical el director general de Asistencia Sanitaria de Sacyl, José María Pino, para añadir: “Nosotros seremos más ágiles, puesto que al rebajar la demanda, los profesionales podrán dedicar más tiempo a las consultas presenciales”, uno de los talones de Aquiles de las listas de espera,

El desarrollo será gradual también porque implicará cambios en las agendas de los profesionales, que tendrán que destinar parte de su jornada laboral a estas consultas no presenciales. “Es un cambio de cultura, de sistema de trabajo, de modelo de atención al que la plantilla deberá acostumbrarse, lo que también implicará tiempo de adaptación”.

 

Aplicaciones

En principio, la consulta no presencial se utilizará para dar los resultados de las pruebas diagnósticas a los pacientes (analíticas, cardiogramas, radiología, etc.). Un profesional contactará con el usuario para informarle y, si hubiera alguna alteración, le citaría otro día. De entrada, se acabaría con la obligación de ir a la consulta para recoger el informe.

En segundo lugar, desde el punto de vista asistencial, el sistema se utilizará con pacientes crónicos que están diagnosticados y siguen unos protocolos concretos. La idea es que el médico realice el seguimiento poniéndose en contacto con el usuario por medio de internet, sms o por teléfono, en aquellos aspectos concretos en los que no es necesaria la consulta presencial. En tercer lugar, Sanidad pretende utilizar este sistema para demandas puramente administrativas, es decir, cuando el usuario precise un informe o un certificado o tenga dudas sobre demoras o derivaciones, por ejemplo.

 

Tras la estela del País Vasco

Castilla y León seguirá la estela de autonomías que ya cuentan con experiencias similares, entre ellas Navarra y País Vasco. En ambos casos, se ha constatado que el sistema “reduce significativamente la demanda de consulta y rebaja la lista de espera”, concluyó Pino.

En concreto, el Osakidetza, el servicio de salud vasco, permite a los pacientes consultar por internet informes de altas hospitalarias, pruebas radiológicas y de anatomía patológica, así como informes de atención primaria; acceso online para consultar tu historial farmacológico y las próximas citas con su médico de cabecera o enfermería, y realizar trámites electrónicos online. Además, ya ha pilotado y pretende extender la posibilidad de establecer por internet o el teléfono consultas con el médico y gestiones informativas, entre otras medidas.