La Gerencia Regional de Salud permitirá a los alumnos de titulaciones relacionadas con las ciencias de la salud de la Universidad de Valladolid desarrollar sus prácticas clínicas en centros de atención especializada y primaria de las áreas de Salud de Burgos, Palencia, Soria, Segovia y Valladolid. Además, también podrán recibir docencia en unidades de emergencia y en los servicios de rehabilitación de los complejos asistenciales provinciales.

Para ello, el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, en su calidad de presidente de la Gerencia Regional de Salud, rubricó hoy con el rector de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán, un acuerdo de colaboración, que se ha gestado en el último año, para poner al servicio de la institución académica vallisoletana los recursos del sistema autonómico de salud. Este convenio, que renueva el protocolo firmado hace décadas entre la UVa y el antiguo Insalud, convierte a Castilla y León en la primera comunidad en dar este paso.

Asimismo, Álvarez Guisasola, que firmó con el Insalud el anterior acuerdo en su etapa de rector de la UVa, precisó que es el cuarto que Sacyl rubrica con las universidades públicas de la Comunidad y se enmarca en el convenio marco suscrito en 2009 con las instituciones académicas de Burgos, León, Salamanca y Valladolid. Documento que se formalizó con el compromiso de establecer, posteriormente, conciertos específicos con cada uno de los centros docentes firmantes, en función de cada una de las necesidades de cada área de salud.

El protocolo sobre el que estamparon su rúbrica Álvarez Guisasola y Sacristán afecta a la docencia de los grados, máster y doctorados en Medicina, Enfermería, Fisioterapia, Logopedia, Nutrición Humana y Dietética de la UVa, así como al resto de titulaciones oficiales relacionadas con la rama de ciencias de la salud. Además de los alumnos, se beneficiarán los docentes e investigadores de la Universidad de Valladolid, así como el personal asistencial que desarrolla su actividad profesional en el Sacyl.

“Sería imperdonable que la capacidad diagnóstica y de tratamiento de los hospitales no se aprovechara”, dijo el consejero, quien destacó la inversión de 2.000 millones de euros en los últimos años en el desarrollo de infraestructuras y que ha colocado a los centros a la “cabeza” y la “vanguardia” en la carrera tecnológica. Al respecto, subrayó las tres vertientes del acuerdo que se apoya en el ámbito docente, asistencial e investigador, ya que permitirá alcanzar un mayor nivel científico en hospitales. Además, Guisasola anunció que tras la creación del Instituto de Biomedicina en la Universidad de Salamanca, el siguiente paso será su constitución en la UVa para aunar la investigación básica con la clínica.

 

Centros

En ese sentido, el acuerdo reconoce como núcleos centrales del desarrollo los hospitales Clínico Universitario de Valladolid y el Río Hortega, pero implica también desde el punto de vista de la I+D+i como de la enseñanza a otras instituciones. Por parte del Sacyl, a los hospitales de Medina del Campo (Valladolid), Soria, Segovia, Palencia y Burgos –sólo para medicina-, así como los centros de atención primaria de estas provincias, las unidades de Emergencias Sanitarias y el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León.

Por su parte, la UVa ofrece la colaboración de las escuelas de Enfermería de los distritos de Valladolid, Palencia y Soria; de Fisioterapia de Soria; la Facultad de Medicina y los institutos de Biología y Genética Molecular (IBGM) y Oftalmobiología Aplicada (IOBA).

 

Profesor, sanitario y alumno

Por su parte, el rector de la UVa indicó que el acuerdo adecua las relaciones entre el profesorado, el personal sanitario y el alumnado. Marcos Sacristán sostuvo que el convenio se apoya en la docencia, la investigación y en la transferencia del conocimiento a la sociedad. Por ello, apuntó que sus objetivos son impulsar la excelencia en la enseñanza de las ciencias de la salud, en la promoción de la investigación biomédica y biotecnológica y mejorar la asistencia sanitaria.

Además, el rector indicó que este convenio es una “garantía de solvencia” ya que en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), conocido como plan de Bolonia, la “necesidad” de una buena formación práctica se convierte en una “necesidad absoluta” para las enseñanzas.

 

Comisión mixta

Una comisión mixta de seguimiento se encargará de controlar el cumplimiento de lo acordado entre la Gerencia Regional de Salud y la UVa. De este modo, deberá aprobar el procedimiento de acceso y la realización de prácticas, estructura la recepción de alumnado, garantizar el perfecto seguimiento de los alumnos por parte de los profesionales sanitarios, fomentar la docencia clínica, coordinar la labor de los tutores universitarios y sanitarios y asegurar el cumplimiento de los compromisos adquiridos por parte del alumnado.

Este órgano estará formado por el rector de la UVA, el decano de la Facultad de Medicina, el director de la Escuela de Enfermería y dos profesionales vinculados con las ciencias de la salud. Además, por parte de la Gerencia, conformarán esta comisión su presidente y su director general de Recursos Humanos, así como el gerente de las áreas de Salud de Valladolid, el gerente del Hospital Clínico Universitario, el gerente del Hospital Universitario Río Hortega, el gerente de Atención Primaria del Área Este y el d zona oeste.